Viajar está íntimamente ligado con comer. Por eso, si visitas Zamora no solo saldrás maravillado de cada iglesia románica, sino también de sus bares. A continuación, hacemos un repaso por la rica gastronomía de Zamora y, en concreto, por sus pinchos, tapas y raciones:

  • Los pinchos morunos del Bar Lobo "El rey de los pinchitos", en la calle El Horno de San Torcuato. "¡Dos que sí y uno que no!" es uno de los gritos más populares de Zamora. Fuera de contexto o más allá de las fronteras de la provincia quizá no se entienda, pero cualquier zamorano de bien que se precie sabe lo que significa: dos pinchos morunos que piquen y uno que no pique. Están riquísimos, se comen en un pispás y son muy económicos. Pese a que veas cola, el servicio es rapidísimo porque sus camareros vuelan, o sea que no hay por qué impacientarse.
  • Las patatas bravas del bar Caballero, en la calle Flores de San Torcuato. Está situado a apenas unos metros del bar Lobo y, junto a los pinchos morunos, forman el "menú" típico zamorano de tapeo. Las patatas están cortadas en trozos grandes y se sirven al gusto, ya sean bravas o mixtas, en tapa, media o ración entera. Su salsa es adictiva. El bar también ofrece raciones de chipirones, calamares, gambas, croquetas, cachuelas, lengua y muchas exquisiteces más.

Patatas mixtas del bar Caballero. A. A.

  • Los tiberios y perdices del Bambú, en la calle Flores de San Torcuato. Entre el Lobo y el Caballero, haciendo esquina se encuentra el Bambú, en la zona conocida como "Los Lobos". Su creador, Willy Rodríguez, relataba a este diario cómo fue el origen de los tiberios: "Un vecino de un pueblo de Zamora se pasó por el bar y me dijo: ¿Por qué no pones mejillones con una salsa picante y los llamas "tiberios" en honor a un personaje muy importante". Dicho y hecho, los tiberios se sumaron a la carta del popular bar, famoso también por sus perdices: media sardina parrocha rebozada con jugo de tomate y piñones.

Tiberios del bar Bambú.

  • La tortilla con salsa de callos de El Chillón, en la calle Diego de Ordax. Es un auténtico manjar, incluso para los que no le gustan los callos. Es adorada tanto por zamoranos como por turistas, resultando ser una parada gastronómica obligatoria de cualquier persona que pase por Zamora.
  • Cuadraos' del Bayadoliz, en la calle Los Herreros. Los sándwiches más sabrosos del bar más gamberro de Zamora, donde también disfrutar de "ganbas, halitax, chanpys, morziya" y muchas delicias más.

Tapas de bares de barrios de Zamora

Estas tapas típicas son despachadas en bares del centro de Zamora. Pero lo cierto es que hay vida (y comida) más allá del centro de la ciudad. Zamora tiene infinidad de bares repartidos por toda la ciudad por donde salir a tapear es una de las aficiones preferidas por los zamoranos: comida rica y barata al que hay que añadirle el factor social. Aquí te dejamos un hilo de Twitter que recoge algunas del mejores tapas de barrio:

Te puede interesar:

No obstante, si eres más de mesa y mantel, aquí repasamos algunos de los mejores restaurantes de Zamora.