Kiosko

La Opinión de Zamora

Hacienda extrema la vigilancia sobre los más de 16.000 autónomos de Zamora

El fisco cruzará datos con la Seguridad Social para que los trabajadores por cuenta propia coticen por sus ingresos reales, y por en módulos inferiores

Un trabajador. | LOZ

Hacienda extrema la vigilancia sobre los trabajadores por cuenta propia. Más de 16.000 autónomos zamoranos notarán, a partir de los próximos meses, una mayor vigilancia del fisco, que aprovechará el nuevo régimen de módulos aprobado la semana pasada en el Consejo de Ministros para que los emprendedores coticen por lo que ganan y no se queden en módulos inferiores, práctica ciertamente habitual aunque por nadie reconocida.

Nueva tabla de módulos.

Así las cosas, Hacienda analizará los ingresos de los trabajadores por cuenta propia para fijar la couta mínima que pagarán a partir del año que viene y calculará las deducciones a las que tienen derecho, parte fundamental para calcular los ingresos netos sobre los que se apooyan las nuevas tablas de cotización.

En la nueva ley, hay que recordar, se establece que en los próximos tres años se desplegará de forma progresiva un sistema de quince tramos que determina la base de cotización y las cuotas en función de los rendimientos netos del autónomo, como transición al modelo definitivo de cotizaciones por ingresos reales que se producirá aproximadamente en nueve años, informan desde la confederación empresarial zamorana, CEOE-Cepyme, en una circular remitida a todos sus socios. En este sentido, señalan los empresarios, la Agencia Tributaria será la encargada de determinar el rendimiento neto, que gastos pueden ser deducibles y cuáles no.

La Seguridad Social y la Agencia Tributaria cruzarán datos para conocer los ingresos reales de estos trabajadores. Con este cruce de datos, se podrá saber cuáles han sido los ingresos reales declarados. Por esta razón, se establece la obligación de realizar la declaración de la renta para todas aquellas personas físicas que en cualquier momento hubieran estado de alta, como trabajadores por cuenta propia, en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, en su caso.

Para 2023, las cuotas van desde 230 euros para aquellos autónomos que tengan unos rendimientoa netos inferiores a 670 euros y hasta 500 euros para el tramo máximo, (rendmientos netos superiores a 6.000 euros). Para los años siguientes, 2024 y 2025 estas cuotas se irán ajustando.

Las nuevas tablas vienen a reducir las aportaciones a los trabajadores que menos cobran y a aumentar la cuota a los que tienen mayores ingresos. Así, una persona que trabaje por cuenta propia y gane menos de 670 euros mensuales pasará de pagar 230 euros al mes a 200. Por contra, una que esté en el otro extremo de la tabla y que gane más de seis mil, pagará 590 frente a los 500 que desembolsará el año que viene.

Cotización bonificada

En sustitución de la actual tarifa plana de 60 euros, se establece una cuota reducida de 80 euros para quienes inicien una actividad por cuenta propia Tendrá una duración de 12 meses, prorrogable a otros 12 si el autónomo presenta ingresos inferiores al SMI. A partir de entonces, se pagará 200 euros al mes, si el negocio empieza tener beneficios y así se irá elevando la cuota a medida que se incrementen los beneficios, es decir, empezando a cotizar de acuerdo con los tramos establecidos.

Por lo demás, se amplía el número de veces que los autónomos pueden modificar su base de cotización. Siempre que se solicite a la Tesorería General de la Seguridad Social, podrán realizar este cambio con efectos del primer día de marzo, mayo, julio, septiembre, noviembre y enero del año siguiente.

Compartir el artículo

stats