Kiosko

La Opinión de Zamora

Los empresarios auguran una caída de las ventas por el plan de ahorro energético

La CEOE y los autónomos critican medidas como la necesidad de instalar sistemas de cierre de puertas, “algo que incrementa mucho los costes”

Un ventilador instalado en una terraza. | LOZ

Los empresarios zamoranos anticipan nuevas pérdidas en los negocios como consecuencia de las medidas de ahorro energético que ha aprobado el Gobierno y que serán obligatorias en próximas fechas. El presidente de la confederación empresarial zamorana, José María Esbec, asegura en declaraciones a este diario que las medidas pueden “reducir márgenes y beneficios”, lo cual “es muy delicado” en una situación económica como la actual.

La medida que más ampollas levanta en el seno de la representación empresarial es la de obligar a los locales a contar con sistemas de cierre automático de puertas para evitar el despilfarro de energía cuando la calefacción o el aire acondicionado estén en funcionamiento. El Ejecutivo, cabe recordar, pide a los locales que instalen este tipo de mecanismos para disminuir el consumo energético. “Esto tiene una consecuencia directa en los márgenes que manejan los negocios más pequeños”, apostillan desde CEOE-Cepyme Zamora. “Obligar a una empresa a hacer una inversión de este tipo en estos momentos puede resultar contraproducente”, añaden las mismas fuentes.

En este sentido, CEOE pide al Gobierno central que apruebe subvenciones “de hasta el cien por cien de la instalación” para las empresas que tengan que instalar cierres automáticos de puertas. “Incluso con las subvenciones, esto es un quebranto”, aseguran. Por lo demás, centrando ya la crítica en los márgenes de temperatura que se habrán de mantener en los negocios, los empresarios aseguran que “puede ser que los locales sean poco atractivos para los consumidores”. Esbec apostilla que “los clientes se han acostumbrado ya a unos estándares de calidad y comodidad contra los que no podemos luchar. Una tienda en la que el aire acondicionado está a 27 grados es una tienda en la que hace calor, de la misma manera que un negocio con la temperatura por debajo de los 19 grados en invierno está frío. Esto no hace otra cosa que incrementar las ventas por Internet”, razonan desde la confederación empresarial.

CEOE recuerda que “los negocios de la provincia están en una situación precaria” fruto “de un incremento de los costes de producción que muchas veces no se pueden transmitir a los clientes” porque “eso se traduciría en una disminución del consumo muy importante”. En este escenario, “lo que necesitamos”, dicen los empresarios, “son medidas que incrementen el consumo, que hagan al comercio más atractivo, no propuestas como apagar los escaparates a las diez de la noche”.

En la misma línea se han manifestado otras agrupaciones. Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), criticó ayer en una entrevista radiofónica al Gobierno por estas medidas y por no tener en cuenta la diversidad climatológica de España.

“El Gobierno quiere que pongamos la calefacción en verano y el aire acondicionado en invierno”, aseguró Amor en Onda Cero, que reivindicó que los ciudadanos y empresas “están ya actuando de manera responsable” para reducir el consumo energético.

En la misma línea de lo apuntado por los empresarios zamoranos, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos aseguró que estas medidas suponen un gasto extra para los autónomos, “que no están en situación de asumir mayores niveles de gasto”. Asimismo, Lorenzo Amor asegura que el Gobierno no se ha puesto en contacto con la ATA ni con la CEOE a la hora de redactar este paquete de medidas, algo “que podría haber hecho”.

Compartir el artículo

stats