Kiosko

La Opinión de Zamora

Ángel García Prieto escritor

“España y Portugal se encuentran cada vez más próximos entre sí"

“La elección de los cantantes del XX festival de fados me parece certera y se generan veladas muy interesantes”

Ángel García Prieto. | L.O.Z.

Ángel García Prieto supera la decena de libros escritos sobre Portugal. Este zamorano, afincando desde hace muchos años en Asturias, transmite, a través de sus palabras, su intensa pasión por el vecino país y su cultura.

–Acaba de publicar un nuevo libro sobre Portugal, pero en este caso se centra únicamente en aspectos culturales.

–Es una miscelania sobre cosas que llaman la atención sobre Portugal. En “Mirador portugués. Señas , imágenes panoramas y películas del país luso” también colabora Arturo Segura, que escribe sobre cine portugués. Sigo el esquema de mis libros de viajes en los que yo escribo una parte y otra persona un segundo ámbito.

–¿Qué nos puede decir de su contribución?

–La he escrito poco a poco. En este caso me he centrado en imágenes que me llaman la atención y que pueden ser amenas para las personas que les gusta Portugal.

ANGEL GARCIA PRIETO IRMA COLLIN

–Escribe sobre aspectos tan dispares como el gallo de Barcelos , la fadista Amalia Rodrigues, los azulejos o hasta el café Delta.

–Por ejemplo el café Delta es toda una institución en Portugal, ya que te lo encuentras desde en el Palas Hotel de Lisboa hasta la taberna más humilde. También por toda la geografía hay muchísimos castillos funcionando o el gallo que está por todos los lados y que los turistas compran uno para llevarse para casa. Los detalles son el leitmotiv para hablar de Portugal y de los portugueses.

–¿Es el volumen en el que menos ha tenido que documentarse?

–Sí, porque son aspectos que me han llamado la atención en mis numerosos viajes. Ante todo se trata de divulgar y que sean aspectos que lleguen de manera clara al corazón.

–¿Por qué habla y escribe con tanta pasión todo lo portugués?

–(Silencio). Simplemente porque me gusta (risas). Además creo que cada vez estamos más cerca porque existe un mayor comercio y porque los viajes a Portugal son muy frecuentes e incluso se ha convertido en uno de los destinos más demandados, lo que quizá haga que se mueran de éxito.

Para mí asistir al festival de fados de Zamora es un poco como las Navidades en verano.

decoration

–El libro lo presenta el sábado antes de la última actuación en la Fundación Rei Afonso Henriques del XX Festival de Fados de Castilla y León.

–Será una presentación muy breve de un par de minutos solamente. Lo presente este festival porque para mí es especial, ya que regreso a mi tierra y aprovecho a ver a la familia y a los viejos amigos. También conecto con la gente que asiste al fado y le gusta. El clima de Zamora es muy amable al atardecer y, salvo los tristes fuegos, todo es bonito en Zamora. Para mí asistir al festival es un poco como las Navidades en verano.

–¿Qué le parecen los fadistas que participan en esta edición?

–Son fadistas muy conocidos. Es una mezcla de gente joven y voces maduras que hacen un fado muy veraz y muy auténtico y como se sienten respaldos por unos aficionados que sienten el fado se crean veladas muy interesantes. La elección de los profesionales me parece muy certera. Este año viene un grupo de voces de Lisboa y en la sesión del viernes participan fadistas de una casa de fados de Oporto. Entre ellos se encuentra Sandra Correia, una fadista de mucha consideración.

–¿Cómo sigue alimentado su pasión por lo luso ahora mismo?

–A través de una asociación que tenemos en Asturias, la Asociación de Amigos del Fado, que de vez en cuando nos reunimos y organizamos sesiones de fado o tenemos algún acto público cultural. El estar en un grupo me ayuda a mantener esa cercanía con Portugal que me viene desde la infancia, cuando vivía en Zamora. En Asturias me he encontré con gente con mi misma inquietud por Portugal. Incluso durante la pandemia hemos llegado a tener dos espectáculos de fado, casi en el límite de lo imposible (risas). Uno se puede decir que fue heroico porque teníamos que acabar el espectáculo antes de las nueve de la noche y los fadistas tenían que irse al hotel antes de una hora determinada. Ya luego hemos hecho dos cenas, teniendo mucho cuidado, en Gijón y en Oviedo.

–¿Cuál es el secreto para que una asociación que divulga una cultura distinta a la local persevere en el tiempo?

–Desde mi punto de vista el secreto es dar con un grupo de personas con el mismo interés común. Además, el unir la cultura, la gastronomía y la música mediante una serie de actividades puede ayudar a que un colectivo que divulga la cultura portuguesa tenga una actividad continuada.

Compartir el artículo

stats