Ni estimación de hectáreas quemadas ni origen del incendio. “No hagamos especulaciones” zanjó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en su visita meteórica al puesto de mando avanzado del incendio de Losacio, situado en Tábara.

El representante del Gobierno central, que mostró sus condolencias por la muerte del brigadista y el pastor, sí incidió en el cambio climático que está provocando altísimas temperaturas y tormentas secas, que pudieran ser las causas “más posibles y razonables” del gran desastre. “Pero no se sabe, no es el momento de hacer conjeturas” insistió.

En medio de una densa masa de humo que rodeaba la cabecera de la comarca, el ministro del Interior centró su discurso en los devastadores efectos del cambio climático con las “emergencias de protección civil, desastres y muertes” que acarrean.

Apuntó que desde 2018 el Gobierno trabaja, “de forma seria con otras administraciones”, en el Sistema Nacional de Protección Civil para acelerar la adaptación del mismo “a la nueva realidad”. “No se trata solo de atajar la respuesta y la recuperación, el primer paso son las políticas de prevención. Es el instrumento más importante porque ayuda a una respuesta más rápida”.

Grande Marlaska cifró en más de 70.000 hectáreas quemadas en lo que va de año en España en incendios forestales, “casi el doble de la media de la última década”.

Sobre la actuación frente al incendio iniciado en Losacio y que está teniendo consecuencias devastadoras para pueblos de Tábara, Alba y Los Valles, el titular de Interior aseguró que “el sistema de protección civil está dando la talla”. Valoró “la profesionalidad y la labor de los bomberos, bomberos forestales, brigadistas y la Guardia Civil”, que da “seguridad y cobertura” a los ciudadanos, facilitando una evacuación segura de los pueblos.

Marlaska vincula los grandes incendios de Zamora con el cambio climático

El ministro del Interior, que conversó con responsables de la UME para conocer los detalles del incendio, destacó el despliegue de la Unidad Militar de Emergencias, con 101 efectivos, 75 vehículos y seis medios aéreos. “Se desplegarán todos los que sean necesarios” precisó sobre la intervención en el incendio de Zamora, teniendo en cuenta la actuación en otros cinco focos del territorio nacional con medios terrestre y aéreos también del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Preguntado por la precariedad de las condiciones laborales que han denunciado trabajadores del operativo contra incendios, de nuevo el ministro Grande Marlaska evitó polémicas. “No es el momento de buscar responsabilidades. Ahora la ciudadanía nos pide que trabajemos de forma conjunta y que cada administración cumpla las competencias y las responsabilidades”.

Preguntado sobre el malestar de unos vecinos en el medio rural que denuncian el abandono y la falta de mantenimiento de los montes, el ministro del Interior aludió de nuevo a la situación de cambio climático “con las consecuencias que desgraciadamente estamos observando. Ahora la ciudadanía lo que nos pide es que respondamos rápidamente a la emergencia surgida”. Y añadió que el Gobierno de Pedro Sánchez “está a la vanguardia de todas las políticas para hacer frente al cambio climático”.

Fernando Grande Marlaska se desplazó a Tábara acompañado de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones.