Las parejas de Zamora están más unidas que nunca o al menos, se rompen menos que hace una década. Las estadísticas de las rupturas matrimoniales marcan un acusado descenso desde el inicio de la pandemia del coronavirus, ya que pasaron de 237 divorcios en 2019 a los 198 del año siguiente, donde se vivió lo más duro de la pandemia, confinamiento incluido. Sin embargo, en 2021 lejos de corregirse se acentúa la tendencia y los divorcios siguen a la baja, 183 en ese último periodo.

Los divorcios llegaron a su máximo en 2014, con 257 rupturas en Zamora y a partir de ahí habían experimentado una ligera caída, prácticamente una estabilización, hasta que llegó la pandemia de 2020.

Una característica es que la estadística ya refleja divorcios entre parejas del mismo sexo, una por 182 de heterosexuales, y que cada vez son más las rupturas de mutuo acuerdo frente a los divorcios contenciosos.

Evolución de los divorcios en Zamora

Evolución de los divorcios en Zamora L.O.Z.

El término ruptura matrimonial prácticamente se puede asimilar al de divorcio, ya que las nulidades y las separaciones son mínimas.

De hecho, las estadísticas indican que de 182 divorcios sólo en 25 había separación previa, mientras en 158 no.

Más de diez años de convivencia

La mayoría de los divorcios se producen después de un largo periodo de convivencia. La mayoría son de parejas que llevan más de diez años conviviendo (125) frente a 56 que llevaban entre 2 y 9 años y sólo uno que no alcanzaba el año de matrimonio. La edad más habitual en la que se divorcia la gente en Zamora es la comprendida entre los 45 y 65 años, seguida de la que va entre los 25 y los 44

87 de estas parejas no tenían hijos, al menos que siguieran viviendo con ellos, 29 sí tenían menores a su cargo, 19 mayores dependientes y 48 dos o más hijos. Entre los mayores de 65 años, 15 eran hombres por ninguna mujer. No hubo separaciones entre menores de 24 años.

La demanda de divorcio la presentan conjuntamente los dos miembros de la pareja en la mayoría de los casos, 129, frente a 29 en que fue solo la esposa y 24 el esposo. En 15 rupturas correspondió al esposo pasar pensión compensatoria y en el resto no procedía.

Con respecto a la pensión alimenticia no procedía en 86 divorcios, correspondía al padre en 62, a la madre en 5 y a ambos en 29. En los casos de custodia, en 43 divorcios correspondió a la madre, en 5 al padre y en 29 fue compartida.