Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Los vendedores ambulantes de Zamora reclaman más medios para la limpieza del mercadillo

Los afectados piden contenedores como respuesta a las advertencias del Ayuntamiento

Imagen de archivo del mercadillo de Zamora. | Jose Luis Fernández

Los vendedores ambulantes de Zamora creen que el Ayuntamiento de la capital debe poner más medios para facilitar la limpieza de las calles después de la celebración del mercadillo de los martes. En concreto, los representantes del colectivo consultados por este medio entienden que es necesaria la presencia de más contenedores para poder tirar todos los desperfectos y evitar que se produzcan situaciones que generen malestar.

Esa petición sirve como respuesta de los vendedores al bando publicado hace dos meses por el alcalde de la capital, Francisco Guarido, en el Boletín Oficial de la Provincia. En ese comunicado oficial, el dirigente político hizo saber el malestar del municipio por “la acumulación y el abandono de gran cantidad de residuos de todo tipo” en el entorno del Alto de los Curas tras la celebración del mercadillo semanal.

“Esto provoca grandes perjuicios al servicio de recogida de basuras municipal, y graves riesgos para la salud y la seguridad de las personas, tanto por la proliferación de plagas como por el potencial riesgo de incendio, coincidiendo con la temporada de verano”, señaló el responsable municipal en su escrito.

En ese mismo bando, Guarido recordó una parte del articulado de la ordenanza que regula la actividad, y que obliga a los vendedores titulares de los puestos a “mantenerlos dentro de unos mínimos requisitos de decoro y a cumplir con todas las condiciones legales y reglamentarias de seguridad, higiene y salubridad”.

El ejemplo de Medina del Campo

Desde el colectivo de vendedores, comparten la necesidad de mantener limpia la zona, pero reclaman que el Ayuntamiento ponga de su parte, al igual que ocurre en otros municipios donde desarrollan su actividad con periodicidad semanal. Uno de los casos que cita el colectivo es el de Medina del Campo, que coloca “35 contenedores” en la zona para arrojar los desperfectos. Según los afectados, en Zamora, esa cifra se reduce a “tres o cuatro”.

“Nosotros queremos que quede limpio y colaborar”, insisten los vendedores, que lamentan algunas actitudes de determinados policías municipales, que les han llegado a instar a llevarse las bolsas de basura en sus vehículos para poder tirarlas en otras zonas. Se trata, en todo caso, de situaciones aisladas, dentro de un contexto general de “respeto” por parte de los agentes que acuden al mercadillo.

En general, los afectados entienden que la relación con el Ayuntamiento, y particularmente con la Concejalía de Comercio, es buena, y aseguran que ellos son “los primeros interesados” en que el mercadillo tenga buena imagen y en que todo quede limpio. De hecho, los representantes de los ambulantes son partidarios de que, una vez el municipio ponga los medios a su disposición, los incumplidores reciban las sanciones pertinentes. “No queremos que haya ningún tipo de conflicto”, concluyen.

Compartir el artículo

stats