Kiosko

La Opinión de Zamora

La CEOE apuesta por unas subidas de sueldo prudentes ante la inflación actual

La patronal zamorana reconoce a Leche Gaza con el premio Empresario del Año 2021, y exige más inversiones para la provincia

De izquierda a derecha, Blanco, Requejo, Quintanilla, Rodríguez, Guarido y Esbec, antes del acto que tuvo lugar en el salón de actos del Campus Viriato. | Emilio Fraile

El presidente de la CEOE-Cepyme de Zamora, José María Esbec, aprovechó su discurso en la entrega del premio Empresario del Año 2021 a Leche Gaza para hacer un análisis de la coyuntura económica y empresarial actual, y para ofrecer las recetas de la patronal de cara a unos tiempos que se presumen complejos. El responsable del colectivo subrayó su apuesta por unas subidas de sueldo prudentes, ante una inflación que se sitúa en el 11,9% interanual en la provincia y que no para de crecer.

Esbec opinó que “hay que evitar vincular las subidas salariales a conceptos tan volátiles como la inflación”, aunque defendió ciertas mejorías para los trabajadores desde la óptica de que “el capital humano es el elemento determinante de cualquier empresa”. Además, el responsable de la CEOE-Cepyme, advirtió de la pertinencia de tener en cuenta aquí “la situación de Zamora”, con unas particularidades que invitan, a su juicio, a una negociación diferente a la del resto del país “en un momento delicado”.

Elogio a los empresarios

Antes de sus palabras en relación a los salarios, Esbec quiso introducir su discurso con un mensaje de apoyo para los empresarios, que “juegan un papel fundamental en la sociedad”, y citó especialmente a las pymes y autónomos como “motor esencial para la generación de riqueza, empleo y bienestar”.

El presidente de la patronal zamorana reivindicó esos valores “que pasan desapercibidos, porque el esfuerzo y el trabajo callado, honrado y constante no generan titulares”, y se descubrió ante aquellos empresarios que “se han visto abocados a abandonar su actividad en este tiempo de crisis e incertidumbre, y que hoy tienen muy pocas vías de sustento tras haber perdido su patrimonio en un intento agónico por salvar sus negocios”.

A partir de ahí, Esbec introdujo sus mensajes en relación al contexto económico y laboral, y habló de “un clima empresarial que complica la adopción de decisiones de inversión”. “En breve, podríamos encontrarnos en una situación de estanflación”, advirtió el presidente de la CEOE-Cepyme de Zamora, que vinculó esa posibilidad a “la duración y la intensidad” de la guerra que se libra ahora en Ucrania.

Reducción de costes y críticas a la reforma laboral

Además, Esbec demandó una reducción de costes en la Seguridad Social y más flexibilidad para las empresas, antes de cargar directamente contra una reforma laboral que “ha introducido rigidez en la contratación” y que, bajo su punto de vista, ha generado dificultades entre los sectores que tienen “temporalidad por naturaleza”. El responsable de la CEOE deslizó que la reforma laboral aprobada “no es la que necesita España y no generará empleo”, pero reivindicó el papel de la patronal para retener “los elementos fundamentales” de la normativa anterior.

Esbec exigió igualmente menor presión fiscal, un recorte del gasto ineficiente y una reducción del tamaño del sector público. Además, el presidente de la patronal zamorana tildó de “imprescindible” la reducción de la factura energética.

La parte final del discurso del anfitrión del acto tuvo como protagonista a la provincia y a su desarrollo. Esbec lanzó un dardo a la Junta, al apuntar que “muchas inversiones no tienen por qué realizarse en Valladolid si se pueden hacer en Zamora”, y repasó los proyectos principales que están en marcha. Además, celebró los pasos para la fiscalidad diferenciada y pidió que se eliminen las trabas administrativas. Por último, reclamó ayudas urgentes para colaborar con la Sierra de la Culebra.

Quintanilla celebra el galardón para “un proyecto de vida”

El director gerente y el presidente de Leche Gaza, Ignacio Quintanilla y Heliodoro Rodríguez, subieron juntos a recoger el premio Empresario del Año 2021 que le concedió la CEOE-Cepyme a la empresa. La presencia de los dos sirvió para simbolizar la unión entre el trabajo en la fábrica y en las granjas, una simbiosis clave en el día a día del negocio: “No se puede entender una cosa sin la otra”, indicó Quintanilla, que fue el encargado de dar el discurso y de atender a los medios de comunicación.

El dirigente de la central lechera zamorana celebró el reconocimiento de la patronal zamorana a este “proyecto de vida” iniciado en 1966: “Para nosotros es un orgullo”, admitió Quintanilla, que destacó el valor de los ganaderos y de los trabajadores, así como el compromiso de la empresa con la sociedad de la que forma parte.

En cuanto a la situación actual de Leche Gaza, Quintanilla reconoció que está siendo un año complicado, aunque matizó que se está percibiendo “un crecimiento importante en ventas”. El director gerente de la empresa recordó que la marca tiene la posición de liderazgo en el mercado de Castilla y León, y destacó a su vez el peso creciente de las exportaciones, por lo que abogó por “seguir peleando” para dar un mayor impulso al proyecto.

Requejo insiste en pedir planes especiales

El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, asistió al acto de la CEOE, junto a otras autoridades como el alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, o el subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco. En el caso del dirigente provincial, su alocución durante la gala incluyó, entre otras cosas, una petición para la puesta en marcha de “planes especiales” para Zamora, similares a los implementados en otras comunidades.

En la misma línea en la que se había manifestado previamente Esbec, y en un tono coherente con lo manifestado hace solo unas semanas por el presidente de la Cámara de Comercio, Enrique Oliveira, el mandatario liberal recordó que la provincia “no es menos que nadie” y debe tener “un mejor tratamiento en todas sus reivindicaciones”.

Compartir el artículo

stats