Kiosko

La Opinión de Zamora

La estabilización del empleo eventual de los sanitarios se queda corta en Zamora

Los sindicatos creen que es una buena medida que se debería haber aprovechado mejor, y algunos anuncian ya recursos judiciales

Las enfermeras, el colectivo con más plazas interinas que deben pasar a fijas. JOSE LUIS FERNANDEZ

La estabilización de 4.726 plazas interinas y eventuales son una buena noticia para la estabilidad en el empleo de más de cinco mil trabajadores del sector sanitario en Castilla y León, pero se va a quedar corta, ya que deja fuera algunas plazas que según los sindicatos deberían haberse incluido para llegar realmente al objetivo de rebajar la temporalidad, en estos momentos situada sobre el 25%, hasta el 8%.

De acuerdo con estos parámetros en la provincia de Zamora deberían salir en torno a 600 plazas cifra que no se alcanzará ni de lejos y que de hecho nadie conoce en este momento, entre otras cosas porque será cuando se sustancien los procesos selectivos cuando se determine a qué plazas concretas afecta.

El colectivo que contará con más plazas en esta oferta es el de enfermería, con 1.547 a nivel autonómico, seguido de las auxiliares de enfermería (TCAE) con 1.158.

“Lo que anunció el Gobierno lo había aprobado la Junta ya hace 15 días. A pesar del número de plazas a estabilizar ha sido una oportunidad perdida para adaptar la plantilla real a las necesidades reales”. Mercedes Gago, secretaria del Sindicato de Enfermería, Satse, explica que su sindicato sí apoyó la convocatoria de plazas, porque lo consideran algo positivo, lo que no excluye que sean críticos con el número de plazas convocadas, cortas “si queremos consolidar todo lo que tenemos en los centros de contratos temporales y fuera de plantilla”.

Insta, además, a tomarse en serio la norma aprobada por el Gobierno para que no pueda haber un interino en un puesto más de tres años, porque si no a la vuelta de poco tiempo se volverá a disparar la eventualidad. De hecho actualmente ya se deberían convertir en plazas de plantilla orgánica los puestos ocupados con contratos durante dos años. Y no se cumple.

Todos los procesos, que serán por concurso o por concurso oposición, dependiendo de la antigüedad de la plaza cubierta por interinos o eventuales, deben estar en marcha antes del 31 de diciembre y resueltos en 2024.

La opinión de los sindicalistas

La opinión de los sindicalistas L.O.Z.

El responsable del Sindicato Médico, Tomás Toranzo, encargado de negociar en Madrid con el Ministerio matiza que “es mentira que el Gobierno haya sacado ninguna plaza de estabilización de empleo temporal”, sino que ha sido una acto de “propaganda” con las convocatorias de las comunidades autónomas aprovechando que, eso sí, modificaba el estatuto marco para fijar en un máximo de tres años los contratos temporales.

Toranzo eleva a 5.840 las plazas que se estabilizarán en la administración de Castilla y León, incluyendo médicos, enfermeras y otras categorías. Se queja de que la Junta no ha aplicado el mismo criterio para Sanidad que para el resto de la Administración y no ha incluido en esta oferta de consolidación las ofertas públicas de empleo que están aún por convocar. Anuncia, en este sentido, un recurso contencioso administrativo, ya que aunque lo que se estabilizan son plazas, y no personas, evidentemente tienen más facilidad quienes acceden a una fórmula de concurso que la de concurso oposición.

Cree que al haber una ley que lo ampara este proceso es legal, y no le afecta la prohibición judicial de repetir la “Transitoria IV” un proceso anterior de estabilización de empleo para médicos interinos, en Castilla y León.

La bolsa de enfermeras, agotada, con profesionales emigrados

Uno de los aspectos en los que coinciden los responsables del Sindicato Médico y de Enfermería es la necesidad de buscar fórmulas para que un mismo interino no pueda acceder a dos o más plazas en comunidades autónomas diferentes, ya que tendría oportunidad de sacar varios puestos que a continuación volverían a quedar vacantes, menos el que eligiera. Toranzo propone al Gobierno medidas para coordinar a las comunidades autónomas en este sentido.

Entre los negociadores de primera mano, en este caso con la Junta, está la zamorana Ana Rosa Arribas, secretaria autonómica de Sanidad de Comisiones Obreras, quien coincide en que la oferta de plazas es autonómica. “La oferta de empleo público no nos parece cumpla el objetivo de rebajar al 8% temporalidad y quedará aún por encima del 12%. Con cinco mil plazas no se cubren las necesidades, se queda corto. Van a quedar todavía plazas que no han sacado y que cumpliendo la ley deberían haber salido”.

Señala que el colectivo consta de interinos pero también de eventuales: “Algunos llevan hasta doce años encadenando contratos de acumulación de tareas de seis en seis meses, o menos”. Habrá que negociar tanto la forma del concurso, qué méritos se tienen en cuenta y cómo se valoran, como el concurso oposición para determinar, por ejemplo, si el examen de oposición es o no eliminatorio. Para saber las plazas concretas hay que esperar también a las plazas que se adjudiquen por ejemplo en el caso de médicos especialistas de Familia y urgencias.

Cree, en cualquier caso que “se va a impugnar” porque hay categorías, como las de informáticos en las que hay gente trabajando desde hace 25 años como interinos, “porque salen muy poquitas plazas o ninguna. Y no se cumple la ley”.

Jerónimo Cantuche, de UGT, califica el proceso de consolidación de empleo temporal como una “buena noticia” pero, advierte, no aborda el principal problema que tiene la sanidad en España, que es la falta de profesionales, sobre todo médicos. “Ahora mismo ya se ve la falta del personal de enfermería, cómo empiezan las comunidades autónomas a competir por las enfermeras”, constata Cantuche y ratifica Gago: “En Zamora se ha cubierto en verano, pero como hagan falta más no hay, porque se han ido fuera de Zamora, a otras provincias y regiones”.

Compartir el artículo

stats