Kiosko

La Opinión de Zamora

La segunda puerta de acceso

Un centenar de zamoranos se examina esta semana de la convocatoria extraordinaria de la EBAU en el Campus Viriato

Un grupo de alumnos realiza el último repaso antes de entrar a la prueba de Historia de la EBAU. | Jose Luis Fernández

Lengua y literatura, historia e inglés han sido las primeras pruebas a las que se ha enfrentado el centenar de alumnos zamoranos que se presenta a la convocatoria extraordinaria de la prueba de acceso a la universidad, la EBAU, que atrás dejó ya aquella convocatoria de septiembre. Una opción, la de julio, que es aplaudida por la mayoría de los estudiantes. “Así tienes más reciente lo que has estudiado”, razona Esther Pérez, quien salía del examen de historia dando gracias a las múltiples opciones que ahora se tiene para contestar. “Haciendo la EBAU en julio te queda luego todo el verano para disfrutar, te salga como te salga”, añade su compañera Paula Fernández, quien aspira a que la nota final le ayude a acceder a Criminología en Valladolid. “Sé que también se puede estudiar en la USAL, pero allí piden más nota”, razona.

Historia, la más temida

Las dos finalizaron sus estudios de Bachillerato en el IES Universidad Laboral y hoy realizaron los tres primeros exámenes de la EBAU. El que más temían era el de historia, así que confían en que los dos días de pruebas que les faltan sean más llevaderos.

Estudiantes de la EBAU en la convocatoria de julio en el Campus Viriato. JOSE LUIS FERNANDEZ

A la ya tradicional pregunta de la desamortización de Mendizábal se unieron en esta convocatoria los Reyes Católicos o Primo de Rivera, mientras que la prueba de lengua —más complicada en apartado sintáctico y morfológico— solicitó análisis del sexismo en los juguetes y el uso de los móviles.

Compartir el artículo

stats