Kiosko

La Opinión de Zamora

IU Zamora da otro paso para acudir sin confluencias a las urnas

La conferencia política celebrada por el partido a nivel regional plantea que las agrupaciones tengan autonomía para decidir

Rivera, Guarido y Viñas. | Emilio Fraile

Izquierda Unida de Zamora sigue dando pasos en su camino para poder presentarse en solitario a las elecciones municipales de 2023, en las que aspirará a renovar la mayoría absoluta obtenida en 2019. La conferencia política celebrada por el partido a nivel regional durante el pasado fin de semana respaldó la autonomía de cada agrupación local para tomar la decisión que más se ajuste a la realidad de su territorio.

Esa es la interpretación que realizó la representante de IU Zamora en la cita, Laura Rivera, que defendió que el posicionamiento autonómico “va en esa línea” y que confío en que el planteamiento a nivel nacional también facilite la pervivencia de las siglas sin compañía en los lugares en los que se ha demostrado rentable.

Realidades diferentes

Rivera aclaró que está de acuerdo con “las confluencias en base a un programa” en los territorios donde esta vía encaje, pero remarcó que “la realidad es diferente” en cada municipio. Además, la representante de IU Zamora deslizó que los últimos procesos electorales a nivel nacional y autonómico demuestran el “fracaso y la falta de apoyo” de la iniciativa de Unidas Podemos, y añadió que Izquierda Unida continúa como principal referencia para muchos electores de izquierdas en los ayuntamientos, donde la implantación de la formación creada por Pablo Iglesias ha calado menos.

“Nosotros defendemos que se pueda ir en coalición si así lo deciden las agrupaciones, pero sin perder el espíritu de Izquierda Unida de siempre”, aclaró Rivera, que recordó los éxitos de IU a nivel local en comunidades como Asturias, Andalucía o Castilla-La Mancha.

Hay que recordar que IU Zamora concurrió en solitario tanto en 2015 como en 2019. En el primero de los procesos citados, tuvo como rival a una candidatura llamada Ganemos que se quedó sin representación. Lo mismo le sucedió cuatro años más tarde a Podemos, que se enfrentó al que ya era el socio mayoritario del equipo de Gobierno municipal y que se quedó lejos del concejal.

En esta ocasión, está por ver si el resto de los partidos ubicados a la izquierda del PSOE decide presentarse contra IU y su fuerza electoral. Algunos ya han deslizado la posibilidad de ahorrarse el esfuerzo si el actual alcalde, Francisco Guarido, opta por concurrir en busca de su tercer mandato al frente del municipio, una posibilidad que aún está por ver y que mantiene atentos a todos los grupos políticos activos en la ciudad.

Si finalmente IU se presenta con otro candidato, el escenario sería diferente, desde la óptica, compartida por muchos, de que es Guarido quien arrastra ese voto transversal y no la marca de Izquierda Unida por sí misma.

Compartir el artículo

stats