Kiosko

La Opinión de Zamora

Concienciación a pedaladas hasta Zamora

El ciclista gallego José Manuel Domínguez Martínez hace escala en la ciudad dentro de su proyecto de recorrer 6.000 kilómetros por España para recaudar fondos para la ELA

En una calle de Puebla de Sanabria, antes de llegar a Zamora. | Cedida

No es la primera vez que coge la bicicleta y sale de su Porriño natal a la aventura, pero, en esta ocasión, el viaje tiene un objetivo solidario: recaudar 6.000 euros para Agaela, la asociación gallega de afectados por la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). José Manuel Domínguez Martínez conoce de primera mano esa enfermedad, pues su cuñado —”y amigo”, apostilla— la sufre, así que no tuvo dudas a la hora de buscar un objetivo altruista mientras recorre los 6.000 kilómetros del perímetro de España, camino que inició el pasado 22 de junio, justamente tras el Día Mundial del ELA.

Recorriendo el mundo

“Quería saber qué se sentía al colaborar con algo”, confiesa este aficionado a la bici, que ha recorrido a pedaladas desde Irlanda hasta Marruecos y que para nada le teme a la soledad durante el trayecto. “Personalmente, me resulta muy fácil. Cuando te gusta estar contigo mismo a solas es una maravilla, para mí es casi la máxima libertad, cuando eres capaz de disfrutar de tu soledad elegida”, justifica.

El ciclista gallego posa con su bicicleta junto a la calle Balborraz, durante su estancia en Zamora. | Jose Luis Fernández

Apunta también que quiere disfrutar del camino, por eso su media de kilómetros diarios suele ser de sesenta kilómetros. “Me pararé en muchos lugares y disfrutaré de las ciudades, donde quiero dar a conocer este proyecto”, explica. Y de la que está disfrutando hasta hoy es de Zamora —tras hacer parada también en Puebla de Sanabria—, que le ha sorprendido. “Es muy bonita, con un clima perfecto y me están tratando fenomenal”, agradece.

José Manuel Domínguez saca su acordeón para ganarse unos euros durante el recorrido. | Jose Luis Fernández

Dispone de todo este tiempo para el viaje porque se dedica a la música, tocando los teclados en orquestas de verbenas y este año no hay mucho trabajo. “Con la pandemia se ha parado mucho y vi la oportunidad”, indica. En su escaso equipaje no falta un acordeón, que aprendió a tocar recientemente. Con un repertorio bien elaborado, tiene previsto tocar en algunas ciudades para recaudar algo de dinero para el día a día, “aunque, para mí, tocar en la calle es más difícil que en las orquestas, donde te sientes arropado por los compañeros y las luces”, compara.

Superar la recaudación

Aunque su objetivo está en esos 6.000 euros —uno por kilómetro recorrido—, reconoce que sería estupendo poder aumentar la cifra todo lo que la solidaridad de los españoles quieran. Las aportaciones se pueden hacer en la página web www.migranodearena.org, buscando el reto de los 6.000 kilómetros, que le lleva a recorrer España durante los próximos cinco meses.

Compartir el artículo

stats