Kiosko

La Opinión de Zamora

A un paso del siglo

El Centro Zamorano de Buenos Aires supera los reveses de la pandemia y vuelve a abrir sus instalaciones para celebrar el 99 aniversario de su fundación

Un momento de la celebración, con los comensales disfrutando de uno de los bailes tradicionales tras la comida. Cedida

Los 98 tuvieron que adaptarse y celebrarse online, pero para este 2022 decidieron volver a la celebración tradicional, con gran éxito de público. Numerosos socios del Centro Zamorano de Buenos Aires no se quisieron perder la fiesta que la junta directiva organizó para conmemorar los 99 años de la institución.

“Atravesamos una pandemia que nos robó afectos, pero no ilusión. Aquí estamos, más allá de todas las piedras en el camino, con fuerza para seguir avanzando. Esta casa es de ustedes, mantengamos firme ese legado que nos dejaron nuestros fundadores”, subrayó el presidente de la organización, Alfredo Miranda, quien reconoció tras el acto que acercarse al siglo de vida “es una gran satisfacción para nosotros como directivos poder seguir manteniendo el legado de todos aquellos que nos precedieron, que con tanto amor y sacrificio formaron esta institución, sobre todo por poder seguir manteniendo vivas nuestras raíces zamoranas”, apuntó.

El presidente, Alfredo Miranda, sirviendo paella a los comensales. Cedida

Para los fundadores del Centro Zamorano de Buenos Aires tuvo palabras de recuerdo en su intervención durante el festejo. “Nuestro centro nación en 1923, cuando varios amigos se unieron para pagar el entierro de un paisano de bajos recursos del pueblo de Murias. Ahí empezó esta historia que ya cumple casi un siglo”, apuntó.

Con especial cariño agradeció Miranda la presencia en este acto de los socios mayores, que no se acercaban a la sede desde antes de la pandemia. “Vinieron dos socias de 95 años y varias de 92, tenían muchísimas ganas de volver a ver su casa después de casi treinta meses sin actividad. Estaban muy contentas y disfrutaron muchísimo con el reencuentro”, destacó el presidente.

Un grupo de mujeres y niñas, ataviadas con trajes típicos. Cedida

Una alegría compartida por todos los socios, que se unieron alrededor de una gran paella y el recuerdo de las tradiciones de la tierra de sus antepasados. “Fue maravilloso volver a encontrarnos, escuchar la música de Zamora y ver bailar al conjunto del centro. Fue todo muy lindo y muy emotivo”, describió. Sobre todo para la gente mayor. “Ellos tienen muchas ganas de volver a salir y disfrutar con amigos, fueron meses muy duros, que influyeron muchísimo en su estado de ánimo”, reconoció.

El homenaje a los fundadores de esta casa se realizó destacando “el amor y compromiso” que pusieron desde el primer momento. “Estamos muy orgullosos de ellos todos los zamoranos que hoy continuamos manteniendo vigentes los mismos valores”, señaló, por lo que considera que ser ahora el presidente del Centro Zamorano de Buenos Aires “lo asumo como una enorme responsabilidad, además de darme una gran satisfacción”, indicó. Por eso, con el resto de su junta directiva se marca el reto de “comprometernos aún más en la tarea de seguir construyendo sobre las bases de colaboración y camaradería”, aquellas que hicieron posible el nacimiento de esta agrupación de emigrantes al otro lado del Atlántico.

Celebración del 99 aniversario en el Centro Zamorano de Buenos Aires. Cedida

Ahora se les presenta por delante un nuevo reto: el de consolidar la adhesión de las nuevas generaciones a este proyecto. “Estamos tratando, pero cuesta bastante. Los jóvenes están en otras cosas, aunque hay algunos que comparten con nosotros actividades”, reconoció. “Gracias a actividades deportivas como el tenis de mesa contamos con unos sesenta socios jóvenes que confiamos que sean el futuro, pero es cierto que hay que reinventarse continuamente para que los nietos y bisnietos continúen con este legado”, aspiró.

Celebración del 99 aniversario en el Centro Zamorano de Buenos Aires. Cedida

Tras la celebración del 99 aniversario, ya se está trabajando en la fiesta del centenario. “Estamos armando un borrador, formando una coral zamorana con una directora cantante lírica de primer nivel”, adelantó. La conmemoración tiene previsto contar también con un concurso de pintura y fotografías, certámenes literarios e incluso la representación de un par de obras de teatro, “además de, obviamente, el tradicional almuerzo en junio con todos los socios, amigos y autoridades, entre los que esperamos a la Diputación”, finalizó.

Compartir el artículo

stats