Kiosko

La Opinión de Zamora

Despoblación

El éxodo juvenil marca el vaciado de Zamora hacia otras zonas de España

El saldo interprovincial negativo regresa tras el paréntesis provocado por la pandemia, con Madrid y Valladolid como destinos principales

Dos personas acceden a la estación de autobuses. | Emilio Fraile

Zamora vuelve a enviar más vecinos a otras provincias que los que recibe de los distintos territorios de España. Durante el segundo semestre de 2020 y el primero de 2021, los más duros de la pandemia, esa tendencia se había invertido, pero los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, correspondientes al periodo situado entre julio y diciembre del año pasado, han provocado un regreso a la antigua normalidad. La despoblación vuelve a ser la suma de un saldo vegetativo muy negativo y de un éxodo interior que se percibe especialmente entre la población más joven.

Una calle vacía, en un pueblo de la provincia. | Emilio Fraile

En concreto, durante los seis últimos meses de 2021, Zamora perdió 92 habitantes por la vía del saldo migratorio interprovincial, pero el comportamiento no fue homogéneo en los distintos grupos de edad. De hecho, si se pone el foco en las personas de entre 18 y 35 años, la provincia vio cómo salían 188 vecinos más de los que entraban, y en todas las generaciones de veinteañeros se percibió esa tendencia a marcharse del territorio.

La situación cambia si se mira hacia las personas en edad de jubilación. Aquí, se puede comprobar como llegaron 44 vecinos más de los que se fueron en el grupo de edad de 65 a 90 años, y las cifras resultan particularmente positivas en los primeros años posteriores al cese de la actividad laboral.

Salidas para trabajar y regreso para jubilarse

Ese panorama permite extraer una conclusión que se reproduce si se observan los datos facilitados por el INE en los últimos años: los zamoranos se marchan cuando llega la hora de incorporarse al mercado laboral y las personas llegan o regresan de un modo más intenso cuando concluye esa etapa activa. Dicha inercia repercute directamente en la estructura demográfica de una provincia que es la más envejecida de España.

Las citadas estadísticas también permiten observar cuáles son las provincias de origen y destino de las personas que llegan y se marchan de Zamora. En este caso, el lugar predilecto para emigrar durante el último semestre fue Madrid, donde se marcharon 234 vecinos de la provincia, un18,4% del total que hizo las maletas rumbo a otro punto de España.

A continuación, aparecen las provincias principales que rodean a Zamora: Valladolid (173), Salamanca (141) y León (105), que también funcionan como focos de atracción para las personas que buscan una oportunidad fuera de su tierra sin el ánimo de alejarse en exceso de la zona.

Llegadas de Madrid

En cuanto a las llegadas, en esta ocasión, Zamora recibió más gente procedente de Madrid que la que se fue a la capital (266), aunque la diferencia se puede hallar nuevamente en el perfil etario de la persona que emigra y de la que aterriza en la provincia. De igual modo, Valladolid y Salamanca también se ubican arriba en una lista a la que se suma Barcelona en un lugar privilegiado.

A modo de anécdota, Huesca fue la única provincia de la que Zamora no pudo captar ningún vecino durante el segundo semestre del pasado 2021.

La llegada de extranjeros sí suaviza la caída de la población

Al contrario de lo ocurrido con los datos del saldo migratorio interprovincial, la llegada de extranjeros sí contribuyó a paliar los malos datos demográficos de Zamora en el semestre anterior. En este caso, si la pandemia había ralentizado el aterrizaje en la provincia de personas procedentes de otros países, el final de las restricciones provocó un desembarco ligeramente superior al de las etapas precedentes, según las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística.

Entre julio y diciembre de 2021, llegaron a Zamora procedentes de otros países 255 personas más de las que se marcharon rumbo al extranjero. La cifra es positiva y se ubica en la línea de los datos registrados en la mayor parte de la serie histórica, que arranca en 2008 y que evidencia que el desplome de la provincia tiende a verse paliado cada año por un ligero incremento del número de foráneos.

No obstante, esto apenas sirve para cubrir un pequeño porcentaje del número de vecinos que se escapa del territorio por otras vías. En cuanto a la procedencia de las personas que han llegado de forma más reciente a la provincia, destaca la presencia de vecinos de origen marroquí, colombiano o venezolano, aunque también hay 43 personas nacidas en España que regresan tras residir previamente en otros países.

En lo referente a la edad, en este caso sí se observa en los datos cómo resulta habitual la llegada de población joven en edad de trabajar y es menos común la entrada de vecinos de mayor edad.

Las cifras de residentes muestran que la despoblación sigue avanzando sin freno

Zamora tiene ahora 24.000 residentes menos que hace una década. Son los duros números que ofrece el Instituto Nacional de Estadística en otra actualización de datos demoledora para la provincia. Según esas cifras, en estos momentos, viven 167.846 personas en el territorio, cuando el 1 de enero del 2012 eran más de 191.000. Solo en los últimos seis meses, Zamora ha perdido 795 vecinos; son 1.611 a lo largo del pasado año.

La provincia sigue encabezando la pérdida de residentes en España, superada en este último periodo, de manera puntual, por Zaragoza, que se vio muy penalizada en el semestre precedente. Por lo demás, nadie aguanta la comparación con un territorio en el que vivían 198.357 personas el 1 de enero de 2002 y que veinte años después languidece con 30.511 menos, una caída equivalente a la mitad de la población de la ciudad.

Por edades, tampoco hay buenas noticias, con las franjas correspondientes a los niños y jóvenes cada vez más estrechas. No en vano, apenas hay 10.501 vecinos de diez años o menos, lo que representa apenas un 6,2% del total de los residentes. Por ponerlo en contexto, en estos momentos, hay 12.515 habitantes de Zamora que sobrepasan los 85 años, un 7,5%.

Estos datos de los residentes inciden en la realidad que dibujó recientemente el Eurostat, que mostró que la provincia ha llegado a tal punto que ya es el segundo territorio de Europa con menos niños menores de quince años, si se analizan los más de 2.000 NUTS 3 o unidades administrativas locales del espacio comunitario. Esa población representa apenas un 9,3% del total de la provincia. Solo la zona de Alto Tamega, en Portugal, presenta una cifra peor.

Compartir el artículo

stats