Kiosko

La Opinión de Zamora

Mario Núñez, Talleres Núñez 95 Premio Vulcano

“Tristemente la mayoría del trabajo que desarrollamos se va fuera de la provincia de Zamora”

“Me gustaría que tuviéramos muchas más generaciones a las que trasmitir los esfuerzos y las experiencias”

Mario Núñez. Cedida

La aventura que comenzó con un taller de mecanizado y reparaciones en el Espíritu Santo, es hoy una empresa familiar reconocida a nivel nacional e internacional. Mario Núñez, hijo del fundador, recibe “orgulloso” este reconocimiento.

– El premio se lo entregan por el trabajo desarrollado por tres generaciones de la familia Núñez, ¿cómo se siente?

–Es una tremenda alegría porque llevamos muchos años trabajando en Zamora, por Zamora y para Zamora. Siempre ves a otras empresas y tienes el gusanillo de qué es lo que estaremos haciendo mal para no ser nosotros los que estamos ahí en esa pelea, pues bueno, al final los esfuerzos, la dedicación, el amor propio y el cariño hacia todo lo que haces se ve reconocido. Este premio es una recompensa sobre todo al esfuerzo y la pasión de mi padre. Aunque ya llevaba años desvinculado de la empresa, a todos nos hubiera gustado que fuera él quien subiera a recoger el premio hoy.

-¿Cuál ha sido su mayor logro hasta la fecha?

–Somos una empresa dentro del sector agroalimentario que hacemos máquinas para el sector conservero y precocinado, también trabajamos con muchas salas de despiece del sector cárnico, pero actualmente llevamos ya varios años desarrollándonos en el sector lácteo con maquinaria para la elaboración del queso. En este momento, nuestro reconocimiento a nivel nacional y en parte del extranjero es en el corte del queso. Prácticamente el 80 – 90% del queso que se consumen en España hecho cuñas o hecho láminas, está cortado con máquinas que hemos desarrollado, fabricado y construido y puesto en marcha nosotros en Talleres Núñez.

– ¿En qué punto se encuentran actualmente, tienen algún proyecto en marcha?

– Sí, tenemos muchos proyectos nuevos. Ayer mismo ha salido una persona para poner en marcha una máquina en Eslovaquia. También estamos empezando a trabajar con robots, estos típicos que se ven en las líneas de montaje de vehículos.

– ¿Qué supone a nivel comercial para la empresa este galardón?

– De momento lo que he notado es que la gente me felicita por la calle. Es un reconocimiento a lo que estás haciendo. Tengo el pálpito de que es un paso más que estamos dando, que vamos a subir un peldaño que va a exigir seguir haciendo las cosas bien, que por suerte las hacemos casi todas. Ahora vamos a estar avalados por una confianza que te ha dado una Cámara de Comercio e instituciones de Zamora con un montón de empresas que están trabajando dentro de esa asociación. Lógicamente es un prestigio. Lo veo como una mejora de calidad, de satisfacción del cliente hacia nosotros.

– ¿Cómo está siendo su andadura fuera de la provincia?

– Tristemente la mayoría del trabajo que desarrollamos se queda fuera de Zamora. Aquí las inversiones están muy recortadas. Ahora mismo, la gran parte de lo que estamos desarrollando se va a la zona de Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y Galicia. En Zamora sí tenemos clientes, pero representa un 15% de nuestra carga de trabajo. El 70% es lo que estamos haciendo fuera en otras comunidades y el otro 15% restante sería lo que tenemos de cara al extranjero.

– ¿El número 95 tiene algún significado especial para la empresa?

– Sí, el 95 es el año en el que mi padre hizo la recesión un poco de su primera generación, de su legado al resto de la familia. Ya había otro Talleres Núñez en el sector mecánico, así que la única posibilidad en aquel momento era poner la fecha.

– ¿Tendrá Talleres Núñez una cuarta generación?

– Me gustaría que tuviera una cuarta, una quinta, una sexta y todas las generaciones que pudiéramos ser capaces. Queremos transmitir los esfuerzos que hemos hecho durante tantos años por la empresa y las experiencias, las buenas porque te hacen tener esa satisfacción, y las malas que al final son las que te ayudan a aprender. Somos un taller familiar, pero con nosotros también trabajan amigos de toda la vida que han aprendido aquí con nosotros.

Compartir el artículo

stats