Kiosko

La Opinión de Zamora

José Cobreros, de Lácteas Cobreros, Premio Mercurio de la Cámara de Comercio

José Cobreros: “Hemos ido improvisando, adaptando nuestros productos a los que demanda el cliente”

“Si fuimos capaces de vender queso tipo francés al país galo, podríamos hacerlo en todo el mundo y así ha sido”

José Cobreros, junto a su hermano Rodrigo. Cedida

Los hermanos José y Rodrigo Cobreros muestran orgullo por esta distinción de la tierra a Lácteas Cobreros, “felices, es un premio al esfuerzo y la perseverancia de las empresas”, afirma “Suso”.

–¿El camino hacia la proyección mundial cómo se inició?

–Gracias a la Cámara, con ellos comenzamos nuestra andadura internacional. La expansión a China hace más de una década la inicié con Carlos, le pedí ayuda, nos dieron herramientas y confianza para afrontar el reto. Gracias a su trabajo exportamos a más de 32 países.

–¿Cómo era la pequeña industria familiar, el embrión de Lácteas Cobreros?

–Los cimientos los pusieron mis padres en 1977 con Transportes Cobreros, pasamos de transportistas a comercializar leche, con centros de recogida de leche de cabra en el sur de España y transportándola toda Europa, pero principalmente, a Francia. Mis padres apuestan por una idea muy innovadora y un producto, el rulo del queso de cabra, prácticamente desconocido. En 1997 creamos la sociedad actual, una pequeña empresita que fabricaba cuajada industrial, la base del queso. Seguimos creciendo y el año 2000 fue crucial: el acuerdo con TGT, número uno en distribución de queso a nivel nacional, nos ayudó a expandirnos y mostrar nuestros productos en todo el país.

–¿Cómo surge la visión de sus padres de que había negocio en la leche?

–Casi improvisando, abocados por la demanda de Francia que comenzó a pedir la leche de cabra en otoño, no solo entre primavera y agosto, que es cuando se produce. Mis padres pensaron en convertir la leche de temporada que sobraba en cuajada. Hemos ido improvisando y adaptando el negocio al mercado, a lo que pedían nuestros clientes.

–La investigación alimentaria es otro vértice importantes de la empresa.

–En 2003, construimos una torre de secado, de las poca que hay en España, para fabricar leche en polvo, vendíamos un poquito en Europa y en Taiwán, comenzábamos a hacer los primeros pinitos en exportación. Otra parte importante de nuestra proyección fue la primera experiencia fallida en 2010, cuando adquirimos una fábrica de quesos muy conocida en Portugal, no tuvimos la aceptación del queso esperada. Parte de nuestro éxito viene de ese fracaso, a partir de ahí, apostamos por nuestra línea de negocio: innovación y calidad. En 2013-2014 obtuvimos los certificados alimentarios para fábricas de la más alta calidad, IFS y BRC, se nos abrió un camino muy importante para vender nuestros productos en el mundo.

–Los premios internacionales no cesan.

–En 2015 y 2016 obtuvimos muchísimos de reconocimiento a nuestros productos y empezamos a expandirlos a nivel internacional. El primer país al que comenzamos a exportar muchísimo fue Francia, un hito vender allí queso tipo francés fabricado en España, nos dio impulso: si éramos capaces de lograr esa incursión, podríamos hacerlo en todo el mundo, nos dio confianza. Ahora el 50% de la facturación está fuera de España.

–¿Cuál es el principal país receptor?

–China, en este caso es con la leche en polvo de cabra y de oveja con calidad que usan para formulaciones para la alimentación infantil, de bebés por todos los beneficios, mucho más saludable en lo que se refiere a la intolerancia a la lactosa.

–¿Y el queso, demasiado fuerte para el paladar chino?

–Su paladar es diferente, no hay cultura del queso. Se está occidentalizando y poco a poco vamos introduciendo parte de nuestros quesos, con proyectos importantes de expansión con productos más suaves de sabor, más frescos. Un paso muy importante antes del COVID fue el acuerdo con un gran fabricante chino que ha invertido en la empresa en tecnología y maquinaria para hacer previas formulaciones para alimentación infantil a partir de leche de oveja de Zamora.

Compartir el artículo

stats