Kiosko

La Opinión de Zamora

Feria Taurina de San Pedro 2022 Daniel Luque Torero

“Creo que llego a Zamora en mi mejor momento”

“La Feria Taurina de San Pedro siempre es muy apetecible por todos” | “Quiero que el aficionado salga contento de la plaza y con ganas de venir y volver a vivir un festejo así”

Daniel Luque, a hombros, por la Puerta de Príncipe de La Maestranza de Sevilla. EFE

Daniel Luque (Sevilla, 1988) es uno de los toreros del momento en España. El diestro, que ya triunfó en Zamora la pasada Feria de San Pedro de 2021 cortando tres orejas, vuelve a pisar la plaza de toros de la ciudad en una corrida que tendrá lugar el próximo día 2 de julio junto a Morante de la Puebla y el salmantino Alejandro Marcos.

Luque, habitual en los festejos organizados por Circuitos Taurinos, llega a Zamora en su mejor momento como torero y “con mucha ilusión” para vivir la corrida que se celebrará a las siete de la tarde el próximo sábado, 2 de julio, en la plaza de toros de Zamora dentro de la Feria Taurina de San Pedro.

–En primer lugar, ¿de dónde le viene esta pasión por el mundo de la tauromaquia?

–La realidad es que la pasión me viene por parte de mi padre, que siempre ha estado de ayuda de mozo de espadas y de mozo de espadas también con toreros y, bueno, en mi casa siempre se respiraba mucho aroma torero y se veían muchos capotes y muchas muletas, y yo creo que de ahí me viene toda la afición y la pasión que tengo por la tauromaquia.

–Para usted, ¿qué es lo más duro de ser torero?

–Lo más duro al final es el fracaso. Siempre se dice. El hecho de fracasar después de dedicar una vida entera a tu profesión puede ser muy duro. Imagina que llevas estudiando toda tu vida para afrontar una carrera, un trabajo, una ilusión o algo que te propongas, y luego no lo consigues. Imagina como te puedes sentir. Yo lo comparo un poco con eso, aunque luego, lógicamente, delante de un toro no es lo mismo, pero las ilusiones y las cosas que uno quiere conseguir es algo que a todos se nos pasa por la mente y puede resultar frustrante no llegar a conseguirlas.

–Es que, al final, vive por y para torear.

– Así es. Al final te preparas durante todo un año para una feria en Madrid, en Sevilla o en cualquier otro lugar, y el fracaso es muy duro porque te tienes que reponer y es muy complicado psicológicamente estar siempre al 100%. Por eso creo que en un torero juega un papel fundamental la psicología, aparte de la preparación y el resto de aspectos que también son determinantes, claro.

–¿Cómo recuerda sus inicios como torero?

–Mis inicios fueron desde muy pequeño y, como todo el mundo, con muchísima ilusión ya que empiezas en algo nuevo, pero también con la incertidumbre de saber si ibas a llegar y si ibas a ser capaz de ponerte delante de un animal. Y bueno, con toda esa incertidumbre que uno tiene cuando empieza en algo y también con la inocencia, pero ahora que ya he conseguido parte de las cosas de las que me proponía, pues lo recuerdo con buen sabor y la verdad que cuando uno se atasca un poco en el presente, también tiramos de atrás, de inocencia y de esos momentos cuando uno hacía las cosas por lo que le salía de dentro.

–De torear en capeas y tentaderos cuando empezó a abrir la Puerta del Príncipe en la Maestranza de Sevilla en la Feria de Abril de 2022. ¿Cómo vivió ese momento?

–Más que la Puerta del Príncipe y todo lo que eso conlleva, creo que era más el reconocimiento de todos y, bueno, creo que era una cosa más personal, delante de todo el mundo, que te ve salir por ahí, en tu tierra… La verdad es que fue una de las tardes más bonitas que he vivido en mi vida y, si Dios quiere, no será la última.

–Un recuerdo imborrable, ¿no?

–Pues sí. Era mi primera vez y la primera vez, según he escuchado a muchos compañeros de profesión, siempre es la más especial de todas. Y es que cuando consigues el propósito de salir por esa puerta tan complicada… Yo creo que la primera se convierte en la más especial y es la que siempre uno va a recordar.

–¿Cree que llega a Zamora en su mejor momento?

–Yo creo que sí. Aunque ese siempre es el tópico que decimos todos, pero sí que es verdad que estos años atrás ha habido muchos años buenos, de lucha y de encontrarte a ti mismo, pero ahora es cierto que estoy más asentado, puede que por la seguridad que te da triunfar y el saber que tienes una temporada muy bonita por delante. Eso te hace ver las cosas de otra forma. Y eso en la plaza se refleja y cuando uno está feliz, eso se nota y se transmite al público.

–Una corrida, la del 2 de julio en Zamora, en la que compartirá cartel con los diestros Morante de la Puebla y Alejandro Marcos. ¿Cómo afrontas ese día?

–Lo afronto con muchas ganas y con mucha ilusión. Mi debut en la plaza de toros de Zamora no pudo ser mejor el pasado año 2021 ya que me sentí muy bien y, la verdad, vuelvo a ir con mucha ilusión y con ganas en una feria como la de San Pedro en Zamora que siempre es muy apetecible por todos y, bueno, invito a todos los aficionados taurinos a que acudan porque creo que se vivirán momentos únicos que así los carteles reflejan y ojalá que luego el animal colabore y podamos expresarnos como somos.

–¿Un deseo para el festejo?

–Lo que siempre se pide: suerte para todos, para que todo pueda salir bien. Además, lo más feliz que me haría sería que, cuando el aficionado salga de la plaza, salga contento y con ganas de venir otra vez y de volver a vivir un festejo así porque creo que esa es la verdadera satisfacción para nosotros y eso es lo más importante.

Compartir el artículo

stats