Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Violencia de Género en Zamora

Cuatro maltratadores, con pulsera telemática en Zamora por el riesgo extremo que tienen sus exparejas

El fiscal de Violencia de Género opta por la prisión preventiva porque el geolocalizador “puede ser ineficaz, sobre todo en pueblos pequeños”

Ciudadanos y autoridades aplauden tras el minuto de silencio de ayer contra la violencia machista. L.O.Z.

El “riesgo extremo” que acecha a cuatro zamoranas víctimas de violencia de género ha obligado a los juzgados a ordenar la colocación de una pulsera telemática a sus maltratadores, indica el fiscal de Violencia de Género, Evaristo Antelo. Un mecanismo que se utiliza no solo cuando se condena al imputado por estos delitos, ya que las penas conllevan órdenes de alejamiento durante años respecto de sus víctimas al salir de prisión, sino también durante el periodo de instrucción de las causas como medida provisional para proteger a las denunciantes.

El número de maltratadores de Zamora con el dispositivo geolocalizador para impedir que se acerquen a sus víctimas sería mayor en la provincia si su capital y sus pueblos fueran territorios más extensos, pero la medida “puede ser ineficaz por tratarse de municipios pequeños”, expone el también teniente.

El responsable de la acusación pública en todos estos procedimientos sostiene que “en la Fiscalía preferimos pedir para el investigado o imputado el ingreso en prisión provisional, sobre todo, si el delito se ha cometido en un pueblo" porque, "al tratarse de municipios pequeños, el dispositivo GPS, que se coloca en el tobillo del acusado, emite la alarma antes de llegar al límite mínimo de distancia permitido por orden judicial respecto de la presunta víctima”, detalla.

La prisión provisional evita sobresaltos a la mujer que se encuentra en un nivel de riesgo extremo de acuerdo con la valoración del sistema VioGén, cuya protección resulta prioritaria porque se considera que en estos casos su integridad física corre un peligro importante, puede , incluso, ser asesinada.

También se ha llegado a dar el caso de que el maltratador se ha podido retirar la pulsera, cuya última versión es del año 2009, e incluso retener a la víctima y asesinarla. Y es que ellos también saben en todo momento dónde están sus exparejas gracias a la pulsera que ellas también llevan. Hay mujeres que renuncian a este tipo de sistema por esos inconvenientes.

Un momento de la concentración ante la Subdelegación del Gobierno.

El dispositivo mantiene localizados a los condenados o acusados por violencia machista las 24 horas, 365 días del año para que Policía Nacional y Guardia Civil puedan intervenir en cuanto se aproximan a la víctima a menos de 300 metros e incumplen la orden de alejamiento. La mujer recibe una señal inmediata a la pulsera que lleva, lo que le permite presionar “el botón del pánico” para alertar y ponerse a salvo mientras los agentes acuden en su ayuda.

Las falsas alarmas que mantienen en vilo a las víctimas

Las denominadas “falsas alarmas” que emite el geolocalizador de un maltratador en municipios en los que debe convivir con su víctima de violencia de género constituyen un auténtico calvario para la mujer, que no se llega a sentir segura. Esas falsas alarmas pueden ser reales y permitir que el hombre se aproxime sin que exista un tiempo de reacción que la permita ponerse a salvo, lo que ya en sí es un riesgo para la víctima que se sentirá insegura.

Aunque sepan que la Policía Nacional o la Guardia Civil reciben de inmediato el aviso de que el maltratador ha roto la orden de alejamiento, al tratarse de poblaciones tan pequeñas, con un núcleo urbano tan limitado, resulta fácil acercarse a la víctima y el miedo a ser agredida resulta una doble victimización.

Por otro lado, esas falsas señales se convierten, a veces, en una táctica más del maltratador para perpetuar el daño psicológico a quien ha sido su pareja o su esposa, lo que genera miedo y constante estrés en la mujer. Se convierte, pues, en otro elemento más para ejercer la violencia de género.

Los avisos de que el condenado o investigado se ha acercado a la víctima llegan al Centro de Control de Medidas Telemáticas de Alejamiento (Cometa), que permite una intervención policial en caso de emergencia. Otra función es la de revisar el funcionamiento correcto de los dispositivos que se han colocado a la víctima y al maltratador para impedir que existan fallos técnicos en ambos. El Gobierno tiene pendiente la modernización de las pulseras.

TELÉFONOS DE ATENCIÓN A MUJERES MALTRATADAS:


-016: Atención telefónica las 24 horas del día en 52 idiomas, gratuito. No deja rastro en la factura si se borra la llamada

-600000016: Atención por WhatsApp

-900202010: Asociación ANAR para atender a los menores

-112: Emergencias, atención las 24 horas del día

-091: Policía Nacional, atención las 24 horas del día

-062: Guardia Civil, atención las 24 horas del día

-Aplicación Alertcops: para móvil u ordenador, envía una señal de alerta a la Policía Nacional y a la Guardia Civil con una geolocalización de dónde se encuentra el dispositivo.

Compartir el artículo

stats