Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

El alza del IPC se instala en el 9,5% en Zamora y aprieta a los más vulnerables

Cáritas asegura que las personas que ya necesitaban ayuda antes del repunte de la inflación se encuentran ahora en una situación límite

Un hombre consulta un contador en Zamora capital. | Ana Burrieza

El precio de la vida sigue por las nubes y la capacidad de aguante de las familias vulnerables empieza a estar bajo mínimos. El dato provincializado del Índice de Precios de Consumo (IPC) reveló que el repunte de los costes en Zamora sigue estando por encima de la media nacional, con un aumento del 9,5% en el último año. En el conjunto del país, el porcentaje se queda en el 8,7. Este escenario resulta particularmente dañino para aquellas personas que ya tenían serias dificultades para llegar a fin de mes con sus recibos al día.

El delegado-director de Cáritas Diocesana de Zamora, Antonio Martín de Lera, explicó, en declaraciones a este medio, que su colectivo lleva tiempo percibiendo un incremento de las personas que acuden a reclamar ayuda, pero donde más se ha notado el alza de los precios es en el número de veces que tienen que recurrir a ellos las familias que precisaban de apoyo anteriormente: “Los que antes podían pagar cinco recibos, ahora pueden pagar tres”, concretó.

"Esto no va a cambiar de un día para otro"

Martín de Lera subrayó que “quien va holgado, no tiene problemas para pagar un poco más”. El problema es para “el que no tiene”. El responsable de Cáritas refrendó esa realidad y se mostró listo para afrontar una peor: “Esto no va a cambiar de un día para otro”, advirtió el responsable zamorano.

El delegado-director de Cáritas recordó que los expertos sitúan el fin de la escalada ya en 2024, y auguró “un escenario difícil en los próximos tiempos”. Aquí, conviene recordar que el incremento de los precios ha sido progresivo en el último año, aunque se ha intensificado en los últimos meses.

El coste de la vida creció en un 4,6% en los cinco primeros meses de 2022, empujado desde finales de febrero por las consecuencias de la guerra de Ucrania. Además, como se encargó de matizar el Banco de España en un informe reciente, los repuntes más intensos se han sentido en los capítulos más sensibles, con la cesta de la compra, los combustibles o los consumos a la cabeza de esa tendencia.

El coste de la cesta de la compra sigue disparado en la provincia

Dentro de la tendencia alcista generalizada, el repunte de los precios en la cesta de la compra mantiene en jaque a las familias. Y las subidas no frenan. De hecho, solo en el último mes, el incremento ha sido del 1,1% en este capítulo. Ya de por sí, este dato resulta negativo para el bolsillo, pero la cosa empeora con el contexto. El incremento del coste de los alimentos en el último año natural ha sido del 11,8%. Es decir, más de dos puntos por encima del índice general.

Pero es que el aumento solo desde enero hasta aquí ha alcanzado el 9,3%, lo que ofrece una idea clara de la evolución que está siguiendo la cesta de la compra a lo largo de 2022. De hecho, los alimentos se sitúan ahora como el capítulo más preocupante, junto con la gasolina, que sigue con su tendencia alcista y que ya supera con una cierta holgura los dos euros por litro, más allá de que la rebaja del Gobierno deje el coste real unos céntimos por debajo de ese listón.

En cuanto a lo demás, también se ha incrementado el precio del vestido y el calzado en el último mes, mientras que se ha rebajado ligeramente el de los suministros del hogar y el de otros productos de consumo como las bebidas alcohólicas o el tabaco, según los datos ofrecidos por el INE.

Compartir el artículo

stats