Kiosko

La Opinión de Zamora

Guarido asegura que IU Zamora es el partido de la credibilidad, y mira a 2023

El alcalde insiste en que “lo importante no es quién encabece la lista electoral” y refuerza al colectivo para avanzar hacia un tercer mandato

Francisco Guarido, durante el mitin que protagonizó en La Josa. | Emilio Fraile

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, considera que su partido, Izquierda Unida, representa “la credibilidad y la solvencia” en la ciudad, unas cualidades que, a su juicio, les permitirán afrontar las Elecciones Municipales de 2023 con opciones de ganar de nuevo para afrontar un tercer mandato al frente del Ayuntamiento: “Queremos recoger los frutos que hemos sembrado en ocho años de esfuerzo y de trabajo político”, advirtió el dirigente local, durante el mitin que protagonizó este sábado en La Josa. Eso sí, el líder del grupo que gobierna la ciudad no despejó las dudas: se desconoce si él estará al frente de la candidatura.

"El proyecto más que las individualidades"

“Lo importante no es quien encabece la lista, sino el trabajo y el proyecto que podemos seguir construyendo”, apuntó Guarido, que habló en el marco de la fiesta anual de Izquierda Unida en el barrio de San José Obrero: “En mayo de 2023, estará Izquierda Unida, nos presentaremos y todos los concejales participaremos en la campaña”, aseguró el alcalde de la capital, que recordó cómo la organización pasó de un edil hasta los catorce que tiene ahora y que dijo desconocer si ahí está su techo.

El alcalde de Zamora reivindicó la capacidad electoral de su grupo en los procesos municipales, y subrayó “la confianza” de cientos de ciudadanos que “cuando llegan las generales o las autonómicas votan otra cosa”. Guarido espera que esa “credibilidad ganada a pulso” siga vigente cuando, dentro de once meses y medio, haya que volver a pasar por las urnas.

El dirigente de IU apeló también al valor de la militancia, y señaló la importancia que tiene inculcar determinadas enseñanzas a los jóvenes que ahora les acompañan en su dilatada aventura política: “Hay que mostrarles que las sedes son importantes, que hay que aprender y curtirse en el trabajo, y que hay que construir un proceso ideológico”, repasó el alcalde, que intervino junto al coordinador provincial del partido, Miguel Ángel Viñas, y el rostro visible de la facción que demanda más autonomía para Izquierda Unida en España, José Antonio García Rubio.

Lucha contra la corrupción

El alcalde aprovechó la ocasión para hablar además sobre “el desgaste” que le supone el trabajo al frente del Ayuntamiento, aunque reconoció la pertinencia de determinadas acciones, como por ejemplo las que le están sirviendo para “luchar contra las irregularidades y la corrupción”. “Necesitamos más apoyo de la legislación” deslizó Guarido, que repitió que se ha sentido “acosado” en los últimos meses y que demandó más respaldo para el denunciante en casos como los acaecidos en Zamora.

Guarido cerró su intervención con un repaso a las obras que le quedan por rematar en los últimos meses del mandato, y volvió a repetir su inquietud por impulsar la victoria de Izquierda Unida en la ciudad en mayo de 2023, para “poder hacer una ciudad mejor, un barrio mejor y una política mejor”. De nuevo, no salió nada de su boca sobre si esa ambición de avanzar hacia los doce años de mandato le incluye como máximo responsable hasta 2027.

Desde luego, la militancia de Izquierda Unida volvió a arroparle en una jornada en la que los homenajes a los compañeros que se fueron y la reivindicación de antiguas y nuevas luchas coparon el ambiente. “Las siglas no deben diluirse”, zanjó Francisco Guarido.

Viñas defiende el valor de la militancia y de la continuidad del legado

Antes del mitin, durante la convocatoria matinal a la prensa, el coordinador provincial de Izquierda Unida, Miguel Ángel Viñas, aseguró que si el partido es algo “es gracias a su militancia”, e insistió en el legado que les dejaron los militantes mayores y que ahora ellos pretenden transmitir a las nuevas generaciones del partido.

En cuanto a la cuestión política y a la elaboración de candidaturas de la formación para 2023, Viñas reconoció la situación “precaria” en la provincia, lo que dificulta la puesta en marcha de muchos proyectos electorales en los municipios, pero aclaró que no habrá listas “fantasma” con gente que “viene a última hora sin un mínimo de garantías ideológicas”.

También intervino en la comparecencia José Antonio García Rubio, el representante de la facción de IU que defiende una mayor autonomía de la marca ante las tentaciones de confluencia. El miembro de la coordinadora federal lamentó la presencia de “las fuerzas reaccionarias” en el nuevo Gobierno de Castilla y León”.

Compartir el artículo

stats