Los comentarios y opiniones sobre los restaurantes están al orden del día. Y Zamora no es la excepción, sobre todo, en plataformas especializadas en críticas culinarias o incluso en las propias reseñas del Google. Es el caso de un establecimiento hostelero de la capital en el que el corte de las porciones de pizza ha provocado el malestar de un cliente.

¿El origen del "rifirrafe"? El corte -o mejor dicho, el no corte- de las porciones. El usuario cuenta cómo pidió una pizza repartida en mitades con diferentes ingredientes y al abrirlo observó que "no se distinguen las dos mitades" ya que, al parecer, los condimentos estaban mezclados. Pero para el cliente, el colmo del asunto radica en que la pizza le llegó sin cortar, así que "tengo a mi novia poniéndose las manos perdidas de grasa". Parece de chiste... pero no lo es. El comentario existe y es real.

Comentario sobre el restaurante de Zamora.

Comentario sobre el restaurante de Zamora.

Lo mismo debió de pensar el propietario del local que, descolocado con el comentario, mandó al cliente a la competencia más ancho que largo: "Pídela a Telepizza, que ellos sí te la mandan cortada". Todo un "zasca" que, por el momento no ha tenido respuesta por parte del crítico zamorano.

¿Sabes preparar una pizza?

Desde que llegó a España en 1959, la pizza se ha convertido en una comida imprescindible de nuestra vida. Y es que este plato de origen italiano es una solución rápida y deliciosa que gusta tanto a grandes como a pequeños. No obstante, prepararla en casa lleva su tiempo, un tiempo que no nos apetece invertir en la cocina o del que quizás no disponemos.

Por ello, te mostramos una receta perfecta para ti: pizza en el microondas. Sin duda, un plato que no te quitará mucho tiempo y que gusta tanto a grandes como a pequeños.

Ingredientes:

- 1 huevo

- Azúcar

- Sal

- Harina

- Leche

- Queso mozzarella

- Tomate

- Pepperoni

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es añadir en un bol el huevo, media cucharada de sal, media cucharada de azúcar, dos cucharadas de aceite y un vaso de leche. Removemos todo bien y le agregamos una taza de harina para volver a mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una masa consistente.

A continuación, vertemos la mezcla en un plato apto para microondas y extendemos de manera uniforme. Introducimos el recipiente en el microondas durante 4 minutos y medio y, una vez pase el tiempo, lo sacamos y le añadimos los ingredientes que queramos.

En este caso, y como cualquier otra pizza, cubrimos la base con tomate y queso mozzarella y encima le ponemos unas rodajas de pepperoni, aunque tú puedes escoger otro ingrediente. Espolvoreamos un poco de orégano y lo introducimos de nuevo en el microondas durante 3 minutos y medio.

Cuando pase el tiempo, sacamos la pizza con mucho cuidado de no quemarnos y, como opción para que esté más crujiente, podemos ponerla en una sartén durante un par de minutos para que se dore la parte inferior. Una vez realizado este paso, ya está lista para ser devorada.