Kiosko

La Opinión de Zamora

La carrera hacia las elecciones municipales ya ha comenzado

El PP aspira a asentar su dominio y a recuperar la mayoría en la Diputación, mientras el PSOE trabaja para encabezar una alternativa

Requejo saluda a los representantes del PP, tras ser elegido presidente de la Diputación. | Emilio Fraile

Queda un año para las Elecciones Municipales, pero el trabajo previo ya ha comenzado. No es sencillo formar candidaturas en los 248 municipios de la provincia, y los partidos que aspiran a ocupar todo el territorio, básicamente el Partido Popular y el PSOE, están obligados a cerrar, desde ya, los primeros acuerdos para las listas: “Lo decimos mucho, pero es así: para nosotros, desde que acaban unas elecciones empiezan las siguientes”, afirma el presidente provincial del PP, José María Barrios.

El objetivo de los populares es asentar su dominio en el medio rural de la provincia y dar forma a una mayoría en la Diputación para gobernar sin apoyos externos. En 2019, el PP tuvo que cederle la presidencia de la institución a Ciudadanos como mal menor para continuar dentro del equipo de Gobierno, y ahora Vox aparece como otro rival que le puede restar opciones en el camino hacia la mayoría.

Un proceso "de cercanía"

Sin embargo, tanto Barrios como otro de los representantes populares, Jesús María Prada, se muestran tranquilos en ese sentido: “La marca puede tirar, pero las municipales son más de cercanía”, reflexiona el presidente del PP, que tiene claro que si los suyos obtienen el resultado deseado en la capital, la vía hacia la Diputación monocolor quedará limpia.

Su gran rival en esa lucha será el PSOE, que también se va movilizando desde la tranquilidad que le otorga su pacificación a nivel orgánico: “Gozamos de muy buena salud”, reconoce el secretario de Organización del partido, Iñaki Gómez, que apela a la necesidad de centrar la atención en tratar a las personas “como ciudadanos y no como electores”; es decir, de trabajar en el convencimiento razonado antes de mirar el voto.

Hablan los responsables políticos de Zamora.

El objetivo de la Diputación

En todo caso, el PSOE tampoco oculta que la Diputación es el gran objetivo. La decepción de 2019, cuando los socialistas tocaron con la punta de los dedos el cambio, no ha hecho sino estimular al partido, que pretende que “el color progresista de los grandes núcleos llegue también” a La Encarnación: “La gestión de cuatro años no se puede basar en un par de ideas”, reflexiona Gómez, que aboga por darle “un aire fresco” a una institución cuya elección indirecta la convierte en un hogar directamente dependiente de los votos locales.

Paradójicamente, el éxito electoral de Ahora Decide en esos municipios no le ha llevado hasta ahora hasta el Pleno provincial. El peso de los grandes ayuntamientos ha penalizado a la organización, que intentará obtener “un resultado mejor” en Zamora capital para dar el salto. El resto discurrirá por el mismo camino, con el fin de apuntalar las candidaturas actuales y de ir con pies de plomo para sumar algunas más que aporten, según recalcó el máximo responsable del partido, José Martín.

Otras expectativas

En cuanto al resto, los demás grupos de izquierdas intentarán rascar algo al menos en los grandes núcleos; Ciudadanos se presenta como una incógnita; UPL buscará aumentar el número de candidaturas y entrar en la capital, al abrigo del crecimiento en León; y Vox está llamado a aprovechar el tirón de la marca para “llegar al 80% de la población” con sus listas.

Compartir el artículo

stats