Kiosko

La Opinión de Zamora

Sucesos en Zamora

Siete años de cárcel por pasar droga lanzándola desde el coche en Las Llamas (Zamora)

Los traficantes se colocaban en paralelo al turismo del comprador para hacer la entrega | El comprador ocultó la bolsa con 7 gramos de heroína en su boca

Un hombre consume heroína. Syed Jan Sabawoon

Pasaron la droga a su comprador desde el vehículo Opel Corsa que ocupaban,lanzándola” hacia el Renault que conducía el comprador o entregándoselo en mano desde la ventanilla. En total 6,92 gramos de heroína con un precio en el mercado de los estupefacientes valorado en 357 euros.

El nuevo modo de realizar las entregas fue detectado por los agentes de la Policía Nacional que vigilaban el entorno del poblado Las Llamas, un sistema de tráfico de drogas que pretendía sortear la intervención policial, pero que no dio resultado y llevará a la cárcel a los dos traficantes.

Los dos condenados cumplirán siete años de prisión, tres y medio cada uno, tras el juicio celebrado en la Audiencia de Zamora que acaba de ratificar el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Se trata de los dos ocupantes del Opel Corsa que abandonaron Las Llamas tras un Renault 19 para pasar la droga al conductor de este turismo en la rotonda de la travesía de Cardenal Cisneros próxima a ese barrio.

Media docena de policías integraban el dispositivo que detectó a los dos distribuidores y al comprador, al que habían parado a la entrada del poblado con una importante cantidad de dinero que manifestó llevar para comprar droga en Las Llamas, aunque que no se la habían vendido, declaró.

Sin embargo, cuando fue registrado en la rotonda los policías comprobaron que ocultaba los 6,92 gramos de heroína en su boca, envuelta en una bolsita de plástico.

La Udyco de la Comisaría de Zamora que mantiene cercada esta zona de la capital había detectado un importante trasiego de ciudadanos portugueses que acudían a Las Llamas, para adquirir drogas, según indicaron los agentes de la Policía Nacional en el juicio celebrado en la Audiencia.

La Policía Nacional estableció un dispositivo constante de vigilancia para desarticular el punto de el tráfico de estupefacientes, explicaron los investigadores ante los magistrados de la Audiencia Provincial.

Fue en el transcurso de esta operación cuando detectaron al conductor del Renault, de nacionalidad lusa, y a los dos varones condenados saliendo del poblado, momento en el que decidieron seguirles a una distancia que les permitía controlar sus movimientos.

El Opel Corsa terminó por situarse en paralelo al Renault que conducía el ciudadano portugués, momento en el que los agentes pudieron observar cómo aquellos arrojaban o entregaban algo a través de la ventanilla de su turismo al comprador.

El hombre que acababa de comprar la heroína confesó que los traficantes le habían indicado que la entrega de la droga se la harían en la carretera, con ambos coches en marcha para lo que tenía que conducir despacio.

Compartir el artículo

stats