Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Antonio Colinas Poeta

“El origen para un escritor es como un manantial que no cesa de manar”

“El estado ideal del intelectual es la independencia, si puede resistirla, y yo me he mantenido en ella hasta donde he podido”

El poeta Antonio Colinas. | | EFE R.GARCÍA

El poeta Antonio Colinas acaba de publicar un nuevo libro, “Tratados de armonía” que unifica todos sus tratados anteriores y aporta textos nuevos.

–¿Cómo se embarca en esta nueva publicación?

–Surge para recoger todos mis Tratados, todos los libros que yo he dedicado a un género que es muy particular. Es un género literario que está entre el aforismo, el pensamiento, el poema en prosa, el fragmento de diario, el fragmento del libro de viajes…. esa es la parte formal del libro en la que encontramos textos muy íntimos, testimonios de viajes y, sobre todo, un gran tema alusivo en los cuatro volúmenes reunidos, que es el diálogo que yo mantengo desde mis raíces zamoranas y leonesas, donde hay mucha presencia de las tierras fronterizas del oeste, con el mundo mediterráneo por las vivencias que he tenido durante mi estancia en Ibiza y los cuatro años que residí en Italia. Siempre para el escritor la infancia y la adolescencia suponen una referencia. Mis veranos en Vidriales me han marcado mucho. El origen para un escritor es como un manantial que no cesa de manar.

Mis veranos en Vidriales me han marcado mucho

decoration

–Y...¿ al que siempre se recurre?

–Sorprendentemente a medida que uno avanza en años, emerge y emerge. Llevo 22 años en los que vuelvo a tener un contacto muy directo con estas tierras.

–Junto con textos ya publicados también alumbra una parte inédita.

–De las 400 páginas del volumen, la mitad son inéditas. El cuarto Tratados es inédito y he aprovechado la ocasión para perfilar y completar los otros.

–¿Por qué apuesta nuevamente por la mezcla de géneros?

–Pensamos que los géneros literarios son muy rigurosos y sin embargo, existe este género, que vamos a reconocer como aforismos o pensamientos que son algo más, que son verdaderamente poéticos.

Antonio Colinas Ical

–¿Brota de la necesidad del momento?

–Sin duda según el momento que he vivido. Los viajes en este libro aparecen de una manera muy clara. El viaje a Jerusalén y por extensión a Tierra Santa, y a Corea. También ese viaje ahora muy vivo a la obra Boris Pasternak que me sirve para señalar la independencia del intelectual frente a los totalitarismos.

–Su aproxima a Boris Pasternak se debe a…

–Es uno de los autores con lo que más he sintonizado. Cuando viví en Italia entré en contacto con él, pues en Italia fue el primer lugar del mundo donde se hizo una traducción de “Doctor Zhivago”. Lo leí en italiano y luego en las sucesivas versiones. A medida que lo he ido leyendo, he ido descubriendo cosas nuevas. Es un libro de libros. Es una historia que se cuenta con tres guerras, tres tensiones muy fuertes en Rusia y la clave está para en la independencia del intelectual, en concreto del poeta, que fue Pasternak, y también fue un poeta el protagonista del libro.

“Doctor Zhivago” es un libro de libros y su autor Boris Pasternak que me sirve para señalar la independencia del intelectual frente a los totalitarismos

decoration

–Una independencia de la que también usted hace gala.

–Lo intento. Yo he dicho en mis memorias que el estado ideal del intelectual es la independencia, si puede resistirla. Hasta ahora, en medio de muchas pruebas que muchas no he superado, me he mantenido en la independencia hasta donde he podido.

–¿Por qué dice que algunas pruebas no las ha superado?

–El escritor que se reconoce como escritor profesional autónomo de libros tiene en estos momentos problemas con su pensión, por ejemplo, un hecho pendiente de resolverse todavía en este momento. Si yo fuera menos independiente no lo tendría, como le pasa a otros autores. El escritor vive de los derechos de sus obras, pero, sobre todo, de sus complementos que en mi caso han sido la traducción o la crítica literaria.

–Tras su regreso de Italia su labor de traductor cobró fuerza. ¿Cómo ha influido en su escritura?

–He traducido prosa, pero fundamentalmente poesía. Cuando el que traduce poesía es un poeta, quizá juega con algo de ventaja puesto que no es fácil traducir la poesía. Hay que procurar salvar siempre el espíritu del texto. En poesía no vale traducir palabra por palabra, sino que hay que salvar el aroma del poema.

–Habla de salvar y usted ha definido “Tratados de armonía” como fragmentos que sanan y salvan a través de un lenguaje siempre inspirado.

–Desde que publiqué el primer Tratados se ha reconocido a estos libros dentro de los denominamos de autoayuda. Lo digo porque me han llegado anécdotas muy curiosas, como la de un psiquiatra que recomendaba la lectura del primero estos títulos. A partir de entonces, me han llegado más casos de este carácter salutífero de este libro que se puede leer por cualquier página, se puede empezar a leer por el final o incluso se puede leer un fragmento cada noche antes de dormir.

Antonio Colinas R.GARCIA

–Temáticamente junto a los viajes en él aparece...

–En él hay una búsqueda y una presencia muy viva de la naturaleza como medio que salva, una preocupación por la salud, por el tema de la respiración. Un planteamiento muy rico que procede de Extremo Oriente y que hemos visto que ha cobrado actualidad. Con el COVID tenemos problemas respiratorios o no logramos respirar de tal forma que podemos hasta morir. Y también es la respiración del verso, la respiración que es la idea de armonía y la respiración que nos lleva al sentido musical del poema.

–La meditación y la reflexión ¿tienen cabida?

–Sí, sí. Hay mucha reflexión y también hay muchas preguntas. A veces es una sucesión de preguntas para las cuales yo encuentro respuestas y en otras ocasiones, no. El lector puede abrir este libro buscando sus propias preguntas y buscando respuestas para algunos temas.

–Por lo tanto, es muy personal.

–Es muy personal hasta el punto de que ahora, que acaba de ser la Feria del Libro del Salamanca, cuando me han pedido que les recomendara un título mío para empezar a conocer mi creación he instado a leer “Tratados de armonía” en esta edición última, por encima de mi obra poética completa que quizá sea el género más esencial.

–¿Por qué esa recomendación?

–Quizá porque en este último volumen está representado el pensamiento de unos determinados años. Yo me considero ante todo un poeta, aunque he escrito narrativa, cuentos o ensayos.

–Se identifica como poeta, pese a haber cultivado más formatos.

–Quizá porque la poesía de manera aparente o de manera subterránea está presente prácticamente en todos mis libros. Ahora al ver los estudios biográficos que he hecho sobre Vicente Aleixandre, María Zambrano, sobre Rafael Alberti o Leopardi son todos poetas o personas que estaban en la órbita de la poesía y sus creadores. Además, en mis cuentos hay un lirismo que procede de la infancia y mis dos novelas, la crítica las ha reconocido como novela lírica y mis ensayos teóricos están basados en la poética.

La poesía va muy unida a los sentimientos humanos y siempre estará con nosotros porque en el mundo existe la poesía desde 25 siglos antes de Cristo

decoration

–Esa querencia por la poética ¿de dónde le viene?

–Hay que irse muy atrás (risas). Uno reconoce que lleva dentro de sí una voz, una voz que hay que pasar al papel en la adolescencia, pues ¿quién no ha escrito en ese período de la vida un poema, un texto o ha realizado un secreto un diario? En la adolescencia sale la palabra y nuestra vocación. Además, existe un segundo momento en el que hay que poner toda la carne en el asador y apostar por la palabra como verdaderamente una profesión, como es mi caso. Para mí la poesía es una manera de ver el mundo, una vía de conocimiento. La poesía va muy unida a los sentimientos humanos y siempre estará con nosotros porque en el mundo existe la poesía desde 25 siglos antes de Cristo. Esos tópicos de que actualmente la poesía se vende menos que décadas atrás o que vivimos en tiempos poco humanos son en parte verdad, pero la poesía siempre estará detrás. Los grandes temas de la poesía son el amor, la naturaleza, la muerte..., unas cuestiones que representan los asuntos más decisivos para el ser humano.

Compartir el artículo

stats