Kiosko

La Opinión de Zamora

Sucesos en Zamora

El “cerebro drogado” del conductor, clave de las tres muertes de Montamarta

Los peritos coinciden en que el accidente de la A-66 en septiembre de 2019 se debió al consumo de cocaína, cannabis y exceso de velocidad

Familiares de las víctimas piden justicia frente a la Audiencia de Zamora ANA BURRIEZA

El chofer del automóvil que causó el accidente de la autovía A-66 en Montamarta que ocasionó tres muertos conducía bajo los efectos de las drogas, en concreto dos sustancias, cocaína y cannabis, que impregnaban el organismo y cuya presencia en el cerebro condicionó la toma de decisiones. El informe de las peritos del Instituto de Toxicología sobre el análisis de la orina y la sangre del conductor del Peugeot 205 que se empotró contra un camión parado por avería en la autovía Ruta de la Plata fue demoledor, ya que concluye que hubo consumo reciente de dos tipos de drogas diferentes, en cantidad suficiente como para condicionar el comportamiento al volante del zamorano de 38 años, imputado por delitos de homicidio imprudente.

Tres muertos en la A-66 en un accidente de tráfico entre Montamarta y San Cebrián de Castro

Tres muertos en la A-66 en un accidente de tráfico entre Montamarta y San Cebrián de Castro La Opinión de Zamora

La Audiencia Provincial de Zamora ha fijado para este viernes la última sesión de conclusiones de una larga vista que se retomaba este jueves después de que en su día fuera suspendida por indisposición de un miembro del tribunal. En la sala grande de la Audiencia el banquillo de los acusados lo ocupaba R.M.S.J., actualmente de 40 años de edad con el tribunal y los abogados de todas las partes delante y los familiares de las víctimas sentadas en los asientos del público, aún con limitaciones por la pandemia.

En la penúltima jornada del juicio se pudieron escuchar esclarecedores informes como el de la agente de la patrulla de la Guardia Civil que primero llegó al lugar del accidente, los peritos que analizaron la orina y la sangre del conductor y el encargado de reconstruir el accidente, todos ellos testimonios esclarecedores de cómo sucedieron los hechos y que apuntan al consumo de drogas del conductor del vehículo como principal factor para explicar el siniestro.

El “cerebro drogado” del conductor, clave de las 3 muertes de Montamarta

De los testimonios recogidos se infiere que el camión de Salamanca que circulaba por la A-66 en la noche del 21 de septiembre de 2019 en dirección a Zamora, en el tramo entre San Cebrián de Castro y Montamarta, sufrió una avería, ya que se le estaba cayendo una de las rampas del remolque de las que sirven para cargar una máquina extendedora de asfalto como la que llevaba en esos momentos. El conductor paró en el arcén.

Aunque se acercó lo más que pudo a la bionda (quitamiedos) el vehículo no cabía en el andén, sino que sobresalía en torno a 1,3 metros dentro del carril derecho. El motivo es que transportaba una máquina con una anchura de 3,66 metros. Cuando el camionero se encontraba en la parte delantera de la cabina manipulando las palancas para resolver el problema impactó por detrás, sobre la parte izquierda del remolque un vehículo Peugeot 205 en el que viajaban tres personas: el conductor, de 38 años, que se salvó porque saltó el airbag, un segundo joven, 21 años David Jódar Lemos, natural de Granada que iba de acompañante y falleció, y del menor de 16, Mario, residente por entonces en Peque, español de origen búlgaro, también muerto a pesar de que llevaba el cinturón de seguridad.

Como consecuencia del accidente también falleció el conductor del camión, alcanzado por el impacto. Para las acusaciones, que encontraron apoyo para sus tesis en los informes periciales, está claro que el conductor del vehículo estaba bajo los efectos de las drogas, consumidas recientemente y en cantidades considerables, lo que le impidió percatarse de que había un camión parado en la autovía, con el impactó. No hay huellas de frenada ni otros indicios que indiquen algún tipo de intento de maniobra evasiva, por lo que literalmente se empotró contra el camión y la aguja del cuentakilómetros quedó clavada en la velocidad que llevaba en esos momentos, 150 kilómetros hora.

La defensa, por su parte, se agarra a que el camión requería para circular con esa carga que excedía el ancho del remolque la presencia de un vehículo de apoyo. Entiende que algunas de las luces de emergencia que llevaba el vehículo parado podían haber quedado tapadas por la propia carga y por tanto no comparte la versión de la guardia civil en el sentido de que el vehículo parado se veía a un kilómetro de distancia, por las luces de emergencia y la recta en la que paró. La defensa cree que el camión debería haberse detenido en la siguiente salida de la autovía, en lugar de quedarse en el arcén.

Modificación de la petición de penas: la máxima queda en doce años

A la espera de lo que pueda deparar este viernes la última sesión de conclusiones, en principio la Fiscalía mantiene la petición de cinco años de prisión para R.M.S.J. por tres delitos de homicidio imprudente y conducción bajo los efectos de las drogas. El abogado del camionero fallecido sube la pena a 8 años, al elevar el grado delictivo en relación a lo que considera el fiscal.

El abogado de David Jódar tiene previsto modificar sus conclusiones y rebajar la petición de pena de los 19 años iniciales a 9, debido a que el cambio del artículo 142 bis del Código Penal optó por perseguir la conducta más que el número de personas fallecidas. “Lo que en principio parecía hecho para endurecer las penas, en este caso las rebaja”, explicó. El abogado del joven Mario, de 16 años, mantiene sin embargo la petición de 12 años de cárcel, cuatro por cada uno de los homicidios imprudentes, ya que considera que “no puede ser igual que muera una persona o tres”.

La defensa pide la libre absolución de su patrocinado.

Familiares y amigos piden “justicia” a las puertas de la Audiencia Provincial

Muchos, la mayoría, llegaron desde Granada, con camisetas y pancartas con la imagen del joven David, que perdió la vida con 21 años de edad. Las proclamas de “Justicia ya” acompañaban los dibujos con la foto de David en el cielo, la misma que decoraba las camisetas de familiares y amigos del infortunado joven. La expedición granadina tuvo que quedarse en Zamora un día más de lo previsto porque las conclusiones se han dejado para este viernes, después de que la sesión del jueves comenzara más tarde por la muerte de un familiar cercano del acusado, que tuvo que asistir al entierro.

Entre la expedición granadina se encontraba la madre de David, quejosa de la escasa pena que el Código Penal prevé para este tipo de conductas, lo mismo que la madre de Mario, el joven de 16 años que también falleció en el accidente. Familiares del camionero se desplazaba a la Audiencia Provincial desde Salamanca para seguir las sesiones de la vista.

Tras una concentración a las puertas del Palacio de Justicia antes de empezar el juicio, los asistentes entraron a continuación para seguir el directo la vista, manteniendo el aforo de la sala (sólo tres personas por cada banco corrido) mientras intentaban entender lo que abogados, tribunal y peritos declaraban, tarea no siempre fácil debido a la deficiente acústica de la sala.

Los seguros han abonado ya 800.000 euros en concepto de indemnización

Las compañías de seguros que se han visto implicadas en el accidente de Montamarta han abonado ya unos 800.000 euros en concepto de indemnización a las familias de los tres fallecidos, a esposas, padres y hermanos, por el daño moral causado con la pérdida de sus seres queridos, así como por lo daños materiales derivados del siniestro.

Quedan por abonar los daños del camión.

Compartir el artículo

stats