Kiosko

La Opinión de Zamora

Valorio no es un jardín

El Ayuntamiento de Zamora prima la explosión primaveral de la naturaleza frente a siegas que dañen la biodiversidad del bosque

Uno de los caminos del bosque de Valorio rodeado de abundante vegetación. Jose Luis Fernández

La primavera ha llegado con todo su potencial al pulmón de la ciudad de Zamora. En cuestión de los últimos diez días, el bosque de Valorio ha experimentado una explosión de la biodiversidad que ha sorprendido a quienes hasta allí acuden habitualmente para pasear, descansar o practicar ejercicio. Y las preguntas han surgido. ¿Es normal que estén tan altas las hierbas? ¿Se está llevando a cabo algún tipo de control municipal en materia de desbroce? ¿Hay peligro de incendio si la situación así se mantiene? El concejal de Medio Ambiente, Romualdo Fernández, ha respondido a estas preguntas y ha asegurado que todo está bajo control. De hecho, es el plan que el Ayuntamiento de Zamora sigue desde hace años para promocionar la vida en este gigante verde situado a las afueras de la capital.

La siega, tal y como ha señalado Romualdo Fernández, no está indicada en estas fechas del calendario. “Lo que nosotros hacemos cada año es proceder a segar cuando el calor aprieta”, ha apuntado en declaraciones a este diario. “Lo ideal para promover la biodiversidad es no segar hasta que realmente empiece a agostar, aunque todo depende de cómo venga la primavera”, ha añadido.

Y es que, las condiciones de las últimas jornadas han provocado una auténtica explosión en el bosque que no ha pasado desapercibida en el área de Hábitat Sostenible. “Ahora mismo todo está verde y empezamos a tener todo en flor, así que debemos dejar que la naturaleza siga su curso”, ha comentado el concejal. “No es deseable que Valorio esté como un jardín, porque para eso están los jardines. Esto es un bosque y la filosofía que seguimos todos los años es la de dejar crecer para promover esa biodiversidad”, ha afirmado el responsable del área.

Tanto en su interior como en el perímetro, Valorio está floreciente y el verde se cuela entre los caminos. Pero, por ahora, nada se va a segar. “El plan de desbroce lo ejecutaremos en el mes de junio, cuando empiece a calentar y realmente haya riesgo de incendio”, ha desvelado. “Por ahora, lo que podemos decir es que está todo controlado y que los biólogos nos apuntan que cualquier intervención no sería conveniente”, ha aseverado el concejal de Medio Ambiente de la capital. El Ayuntamiento de Zamora, desde hace años, trata de promover al bosque de Valorio como una alternativa real de ocio y también de turismo. No en vano, desde las áreas correspondientes han trabajado en la oferta de productos para llevar a gente a esta parte de la ciudad, como también a las orillas del río Duero. Por eso, resulta de vital importancia manejar los tiempos y dejar que la naturaleza siga su curso, evitando así interrupciones que puedan resultar fatales para esa conservación de la biodiversidad.

Compartir el artículo

stats