El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, emprenderá acciones legales contra uno de los representantes de Izquierda Unida en el Pleno, Sergio López. El mandatario liberal ha confirmado que ejercerá su derecho a defenderse después de que su contrincante político le acusara en la sesión del viernes de "justificar el Golpe de Estado de 1936".

Esta misma mañana, Requejo ha indicado que las palabras de López constituyen "una acusación muy fuerte y que no es cierta, como se puede comprobar". "Yo le di la opción de poder retirarla y no ha querido, así que emprenderé las acciones legales pertinentes", ha remarcado el presidente provincial.

Los antecedentes de la posible denuncia

Hay que recordar que la intervención de López, concejal también del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zamora, se enmarcó en las sucesivas reclamaciones de este partido y de diferentes colectivos memorialistas para que la Diputación cumpla con el acuerdo de Pleno de febrero de 2018 en relación con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Según indicó este viernes López, tras el último Pleno del día 22 de abril, "las palabras del presidente han cambiado". "Ya no habló de 'prioridades', sino que justificó el Golpe de Estado en ciertas actuaciones de los gobiernos legítimos de la República y de la triste Guerra Civil, en una lamentable equiparación del agresor golpista con los defensores de la democracia republicana votada por los españoles", destacó el representante de IU.

"La preocupación por sus palabras se une a la que ya teníamos y manifestamos en este Pleno por el ascenso de partidos como Vox que están en contra del decreto de Memoria Histórica, y lo que era una posibilidad se ha convertido en un hecho: que forman parte del nuevo gobierno de Castilla y León poniendo como condición al PP la renuncia a desarrollar las Leyes de Memoria", lamentó el también concejal del Ayuntamiento de Zamora.

En ese momento, y tras rechazar el contenido de la moción, Requejo tomó la palabra para expresar su indignación con las palabras del representante de IU, al que le pidió, sin éxito, que se retractara: "Ustedes tienen habilidad para manipular las palabras y los hechos; aquí, nadie ampara guerras ni dictaduras", concluyó el dirigente liberal.