Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Zamora envejece y ya es la segunda provincia de Europa con menos niños

Los datos publicados por el Eurostat, correspondientes a 2021, reflejan que solo un 9,3% de la población tiene menos de quince años

Niños en el patio de un colegio Alejandro Martínez Vélez

Zamora envejece con rapidez como consecuencia de un cóctel formado por su escasa natalidad, la emigración juvenil y el incremento de la esperanza de vida; dos noticias pésimas y una positiva que han convertido a muchas comarcas en lugares poblados por jubilados y condenados a languidecer por la carencia de savia nueva. La provincia ha llegado a tal punto que ya es el segundo territorio de Europa con menos niños, si se analizan los más de 2.000 NUTS 3 o unidades administrativas locales que ha contemplado el Eurostat para elaborar sus estadísticas de 2021.

La misma oficina europea que auguró que Zamora sería el lugar más envejecido de Europa en el año 2040 reveló en las últimas semanas que esa realidad se aproxima a una velocidad mayor si se tienen en cuenta otros indicadores. En el caso del número de niños menores de 15 años, esa población representa apenas un 9,3% del total de la provincia. Solo la zona de Alto Tamega, en Portugal, presenta una cifra ligeramente peor.

El cuadrante noroeste

En realidad, ambos lugares forman parte del territorio europeo donde menos risas infantiles se escuchan. En esta parte del noroeste peninsular se ubican seis de los diez territorios europeos que peor porcentaje de menores de quince años presenta entre su población. Ahí aparecen Orense o Lugo, y también la parte de la Sierra de la Estrella y de Tras-os-Montes, ya en territorio luso.

Las zonas ajenas a este cuadrante que completan los diez territorios más vaciados de niños se encuentran en Grecia, en Cerdeña y en Canarias; concretamente, en La Gomera. Estos lugares se sitúan en las antípodas de la región turca de Sanliurfa, donde el porcentaje de nacidos a partir de 2006 se sitúa en casi el 40%. La cifra cuadruplica a la de Zamora, donde apenas residen en estos momentos 15.748 personas de esta edad.

En esta misma estadística del Eurostat se puede comprobar cómo la provincia cuenta con más de 52.000 mayores de 65 años, una circunstancia que evidencia hasta qué punto la sociedad de la provincia se encuentra en una situación difícilmente reversible. Sin población joven, las expectativas de una reacción basada en la repoblación de zonas deprimidas y sin industria resulta ciertamente quimérica, principalmente en territorios como el oeste provincial, donde hay pueblos en los que faltan dedos para contar los años sin nacimientos.

Los datos golpean con dureza, pero son tantos que ya es difícil sorprenderse. La cifra consolidada del Instituto Nacional de Estadística sobre los nacimientos en 2020 reveló que tan solo habían venido al mundo 792 zamoranos en ese curso. Lejos quedaba ya la barrera psicológica de los mil alumbramientos, que se derrumbó en 2014 sin que parezca que se vaya a levantar a corto o medio plazo. En 1975 vinieron al mundo 2.750 bebés en Zamora, por dar una idea de cómo ha cambiado la historia.

En el mismo 2020, los nacimientos que se contabilizaron en familias del medio rural se situaron en 349, un número muy escaso para un territorio tan amplio. Ese fue el balance de un primer ejercicio del COVID en el que las muertes en las comarcas sextuplicaron a los nacimientos. La recuperación, con esos datos, se torna una misión imposible.

En este caso, Zamora suma su propia situación particular a la realidad de la natalidad en España, que sigue por debajo de la media europea, como se puede observar en las estadísticas. Si nada cambia, en los próximos años, los niños seguirán dejando más y más hueco para las personas mayores primero y para el vacío después.

El territorio se sitúa entre el 5% más despoblado en este siglo

Si se analiza la caída de población en las unidades administrativas locales de la Unión Europea en los últimos veinte años, Zamora se sitúa entre el 5% más despoblado, aunque no ocupa los primeros puestos de la larga lista de más de 2.000 territorios analizados por el Eurostat. La provincia se ubica en torno al puesto 100 tras una caída de más de 30.000 personas entre 2001 y 2021.

Esa pérdida roza el 16% de la población total, un desplome evidente que, sin embargo, ni se acerca al que ha sufrido en este mismo periodo el territorio de Vidin, en Bulgaria, que ha perdido 55.000 de los 136.000 habitantes que tenía cuando comenzó el siglo, un 40%. Vratsa, otra zona búlgara, ocupa la segunda posición, mientras que la provincia de Utena, en Lituania, se coloca como el tercer lugar más castigado por la despoblación en Europa. En el resto de España, ningún otro lugar presenta las cifras de Zamora, que lleva años consolidada a la cabeza de la caída demográfica.

La media de edad de los zamoranos pasará de 60 años en 2040

La media de edad de los zamoranos pasará de los 60 años en 2040. De hecho, entre ese ejercicio y el 2055, la provincia será el territorio más envejecido de toda la Unión Europea. Esa fue la previsión realizada el año pasado por la agencia Eurostat, que elaboró una serie de proyecciones de carácter demográfico sobre los NUTS 3, que en España se corresponden con las provincias. Según este organismo, la media de edad de los zamoranos se situará en 60,8 años en 2040, por delante de un territorio de Cerdeña llamado Carbonia Iglesias (60,1), de la parte de Veurne en Bélgica (59,6), o de Smolyan, en Bulgaria (59,5).

Estos datos no dejan de ser una proyección de lo que puede ocurrir si las tendencias se mantienen, pero dejan patente el camino que lleva Zamora en la actualidad. Hay que recordar que la provincia ya está a la cabeza del envejecimiento en España y que tiene una media de edad por encima de los 51 años, seguida de cerca por la vecina Orense.

Compartir el artículo

stats