Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Requejo endurece el tono contra Folgado y le tilda de “acomplejado y sumiso”

El presidente de la Diputación rechaza lecciones de transparencia “del partido del Pegasus” y apunta que el líder del PSOE está obsesionado

Requejo, en su despacho de la Diputación. | Emilio Fraile M. H.

El Pleno de la Diputación de Zamora comenzó con limpieza y terminó en el fango, tras un turno de mociones enturbiado por el enfrentamiento infinito que mantienen Francisco José Requejo y Eduardo Folgado durante este mandato. El presidente de la institución estuvo especialmente duro con su rival político, tras verse atacado por el portavoz del PSOE en su alocución sobre transparencia.

En la moción presentada por Folgado, aparecían referencias a “la actitud prepotente y soberbia de un presidente al que no le correspondía ostentar el cargo en base a los resultados electorales”. El líder socialista no leyó esas palabras tal cual, pero el líder de Ciudadanos ya tenía su respuesta preparada: “Es mejor prepotente y soberbio que sumiso, dócil y acomplejado”, le espetó el mandatario liberal al representante del PSOE.

En la misma línea, Requejo afiló el colmillo a la hora de expresar sus dudas sobre la legitimidad del “partido del Pegasus” para hablar de transparencia, y le recomendó a Folgado que, si tiene la ocasión de hackearle el móvil, vea cómo no hay cuestiones que ocultar: “Tiene un problema de obsesión conmigo, y conozco a un especialista que le puede ayudar”, insistió el presidente provincial.

Requejo hizo referencia también a los problemas del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Fuentesaúco para señalar que “ni los reservas” de la candidatura del PSOE quieren ir con Folgado: “A usted le pagan muy bien con dinero público y lo que debería hacer es trabajar más, aunque conociéndole soy pesimista”, remachó el presidente provincial, que le pidió a su rival en el salón de plenos que “no tenga la piel tan fina”.

Las palabras del presidente de la Diputación llegaron tras el rechazo de la moción y sin posibilidad de réplica, por lo que el portavoz del PSOE utilizó el siguiente turno de palabra para limitarse a mostrar su “solidaridad con las personas que necesitan tratamiento”. Una vez cerrado este capítulo, ya en el último ruego de la sesión, la representante de Izquierda Unida, Laura Rivera, reclamó que no se pierda el respeto entre los diputados.

Amenaza de denuncia

El presidente de la Diputación amenazó también con emprender acciones legales contra uno de los representantes de Izquierda Unida en el Pleno, Sergio López, después de la lectura de una moción en la que el miembro de la oposición le acusó de “justificar” el Golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil Española en julio de 1936.

Visiblemente indignado, Requejo le pidió a López, sin éxito, que se retractara: “Ustedes tienen habilidad para manipular las palabras y los hechos; aquí, nadie ampara guerras ni dictaduras”, concluyó el dirigente liberal

Compartir el artículo

stats