Kiosko

La Opinión de Zamora

El paro, en cuatro gráficos: Zamora multiplica su contratación indefinida

La provincia registra una caída sin precedentes de la temporalidad, aunque el paro apenas se reduce en 186 personas

Un camarero limpia la terraza en Zamora. Emilio Fraile

Los efectos de la reforma laboral se sienten también en Zamora, aunque más en materia de contratación que en cuestión puramente de empleo. Y es que, atendiendo a la naturaleza de los documentos firmados, queda categóricamente demostrado que los contratos indefinidos han crecido un 25% desde el inicio del año y un 20% tan solo en el último mes en comparación con el periodo inmediatamente anterior. Esta es la lectura más positiva que se puede hacer de los números del desempleo publicados en la jornada de ayer por el Ministerio de Trabajo y Economía Social y que han envuelto a todo el país en un halo de triunfalismo. Eso sí, en la lucha contra el trabajo precario, en esta provincia los resultados también van más lentos que a nivel nacional. De hecho, la cifra de parados apenas ha disminuido en 186 en el mes de abril respecto a marzo, hasta situar la cota en 10.184 personas. Y todo ello teniendo en cuenta que la Semana Santa ha estado de por medio, con el incremento que ello supone en materia de contrataciones, especialmente en el sector servicio.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) dependiente del ministerio capitaneado por la vicepresidenta Yolanda Díaz ha arrojado una tímida mejora de los datos del paro para la provincia de Zamora. Si en marzo eran 10.370 las personas que figuraban en la cola del desempleo, al cierre de abril eran 10.184. Esto se traduce en una rebaja que apenas llega al 2%, por el 22% del conjunto del país. El sector servicios, como es habitual, absorbió la mayor parte de esa reducción. De hecho, sus cifras de paro se rebajaron en 179 personas, por las 19 de la agricultura, las cinco de construcción y tan solo una de industria.

Donde sí se puede notar cierto efecto de la reforma laboral en el momento en que cumple cien días es en materia de contratación. El pasado mes de abril se materializaron en la provincia de Zamora 3.725 contratos, de los que 1.296 fueron indefinidos. En esa estadística se incluye contratos temporales convertidos a indefinidos y el resultado es un 20% superior al del último mes y más de un 280% por encima de la misma fecha del pasado año. El resto, un total de 2.429, han resultado contratos temporales, que se reducen en un 10% respecto al mes anterior.

En Castilla y León, el número de desempleados se redujo el pasado mes de abril en 2.884 personas, lo que supone un descenso del 2,22% frente a la caída del 2,77 por ciento registrada a nivel nacional, donde el paro descendió en 86.260 personas. El número de parados en la comunidad se sitúa así en 127.269 personas. En términos interanuales, la caída del desempleo en la comunidad es aún mayor, del 24,57%, dado que en los últimos doce meses un total de 41.451 castellanos y leoneses abandonaron las listas del paro. A nivel nacional, el paro registrado se situó en 3.022.503 personas, la cifra más baja en un mes de abril desde el año 2008. Respecto a abril de 2021, el paro descendió en 888.125 personas, lo que supone un 22,71 por ciento menos de desempleo.

El 1 de abril entraron en vigor las nuevas condiciones de contrataciones pactadas entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos en la reforma laboral. La principal novedad es que desaparecía el contrato de obra y servicio –que movía el 40% de la contratación en España–, subían las multas a las empresas que abusaran de la contratación temporal y se incentivaba otras figuras, calificadas estadísticamente de indefinidas, aunque tengan altas trazas de temporalidad, como es el caso de los fijos discontinuos (que trabajan solo unas semanas o meses al año). El resultado ha sido un auge superlativo de la contratación estadísticamente indefinida, como así han demostrado los primeros datos ofrecidos por el SEPE.

Compartir el artículo

stats