Kiosko

La Opinión de Zamora

El Ayuntamiento reclamará 1,2 millones de euros a la UTE Saneamiento Zamora

El alcalde, Francisco Guarido, señala que los técnicos han detectado problemas con las facturas y ciertos incumplimientos del contrato

Parte del equipo de Gobierno, con Guarido en el centro, durante el Pleno del jueves. | Ana Burrieza

El Ayuntamiento de Zamora reclamará 1,2 millones de euros a la UTE Saneamiento Zamora tras detectar problemas con las facturas y determinados incumplimientos del contrato por parte de la adjudicataria del servicio que le da nombre a la unión de empresas. El alcalde de la capital, Francisco Guarido, confirmó este viernes que la institución municipal defenderá sus intereses en base a los informes técnicos elaborados en las últimas semanas y que señalan que el Consistorio podría haber sufrido un perjuicio económico.

Las sospechas en torno a este posible daño contra el interés municipal surgieron en base a un informe elaborado por el interventor, que analizó la actividad de la adjudicataria del Saneamiento desde el inicio del contrato, en el año 2004. El funcionario cifró en casi 13,5 millones el perjuicio sufrido por el Ayuntamiento durante este periodo, pero los contrainformes encargados por el equipo de Gobierno a otros técnicos redujeron esa cantidad a los 1,2 millones que ahora reclamará el Consistorio.

Los contrainformes

Guarido apuntó que esos segundos informes argumentan por qué no están de acuerdo “con la inmensa cantidad” de las cifras aportadas por el interventor, y confirmó que el Ayuntamiento se ha basado en la postura de estos técnicos para realizar su reclamación. El alcalde subrayó que la institución “debe ser resarcida” si se confirman los datos y concretó las irregularidades detectadas.

Las irregularidades detectadas

El alcalde explicó que la empresa cobró 244.000 euros en concepto de facturas por eliminación de residuos y 118.000 por labores de desatasques que, según el Ayuntamiento, iban incluidas como parte del contrato. Además, como remarcó Guarido, la UTE dejó de hacer una planimetría tasada en 135.000 euros, varias mejoras comprometidas con un coste estimado de 158.000 y diversas campañas de sensibilización por una cantidad de 700.000 euros.

Guarido, que ya abordó la cuestión en el Pleno celebrado este jueves en el Ayuntamiento, apuntó que la cuestión se ha destapado después de los cambios que han tenido lugar en el personal del área y recalcó que el Ayuntamiento hará lo que esté en su mano para defender sus intereses ante los de la adjudicataria. Aun así, el alcalde reconoció que “es posible que no se recupere todo”, porque el periodo de prescripción podría imposibilitar que prosperaran determinadas reclamaciones.

En todo caso, el alcalde de Zamora destacó la importancia de que se reconozca que “la deuda era la deuda” y aseguró que el equipo de Gobierno “tiene el deber moral” de embarcarse en este proceso que se une a los iniciados con otros contratos municipales.

En esa línea, Guarido quiso aclarar que, en el caso de Parques y Jardines, sí se percibe “una voluntad o un dolo”, aunque recalcó que esa cuestión se tendrá que dirimir en los tribunales. Aquí, el alcalde achacó los problemas a la “dejadez”, pero advirtió de que IU pretende dejar el Ayuntamiento “limpio como la patena”.

“Hacemos las cosas con honestidad y actuamos con valentía”

El alcalde, Francisco Guarido, quiso defender la actuación del equipo de Gobierno en su afán por mantener la limpieza en la institución: “Hacemos las cosas cuando podemos, y actuamos con honestidad y valentía”, recalcó el responsable municipal, que dejó claro que el contrato data de 2004 y que la mayor parte de su vigencia se desarrolló durante mandatos monocolor del Partido Popular en los que “no se movió absolutamente nada”.

Guarido realizó estas declaraciones tras enterarse de que el actual grupo popular había aludido a la necesidad de controlar el funcionamiento de los contratos de manera continua en lugar de fiscalizarlos al completo en el momento de la liquidación, una forma de proceder que, a juicio del PP, podría derivar en “inseguridad jurídica” para las empresas.

El alcalde apuntó que el Partido Popular tendrá que explicar por qué no actuó en su momento tanto en este como en otros contratos, y por qué “no desplazó a los funcionarios responsables”, como sí ha hecho el actual equipo de Gobierno: “A mí no me tienen que pedir cuentas, pero aquí estaban antes Antonio Vázquez o Rosa Valdeón”, insistió.

Guarido sí concedió que estos procedimientos generan enfrentamientos con las empresas y provocan “conflictos y tensiones”, pero apeló a la pertinencia de “controlar los desmanes” como “no se atrevió a hacer el Partido Popular” en su momento: “Nosotros llevamos siete años, pero al final sale la mierda acumulada”, zanjó el alcalde de Zamora.

Compartir el artículo

stats