Kiosko

La Opinión de Zamora

Juicio por el accidente de Montamarta

Las familias de los muertos en el accidente de Montamarta piden la pena máxima para el acusado

La defensa insiste en que el conductor que provocó el grave siniestro no iba drogado y que el camión averiado carecía de señales lumínicas

Más de cuarenta personas llegadas de Granada piden justicia ante la Audiencia de Zamora. Emilio Fraile

Muy poco influirá la última sesión del juicio de la Audiencia de Zamora, aplazada ayer para el 12 de mayo, sobre las penas máximas de prisión que solicitan las familias de los tres fallecidos en el accidente de Montamarta para el conductor del Peugeot 208 que se empotró contra un camión averiado en la A-66, según manifestaron lo les abogados al suspenderse la vista oral por enfermedad del presidente del Tribunal Provincial.

Los tres letrados de las acusaciones particulares exigen condenas de cárcel para el imputado, de iniciales R.S.J., muy superiores a los 5 años que pide la Fiscalía, que aplica la concurrencia de los tres delitos de homicidio por imprudencia grave, y los de conducción bajo los efectos de las drogas y a gran velocidad, hechos que considera probados de acuerdo con los resultados de los análisis del Instituto de Toxicología, los informes de los forenses del Juzgado y las pruebas aportadas por la Guardia Civil que realizó los atestados y la investigación.

Las familias del joven de 21 años David Jódar Lemos y del menor de 16, Mario, fallecidos en el acto en el impacto del turismo contra el camión solicitan 19 años y medio de cárcel y 13, respectivamente; mientras que la esposa y las hijas adolescentes del camionero dejan en 8 años su solicitud de condena. Instan a la Audiencia que retire el carné de conducir al procesado por periodos de 11 años; 10 y 6 años.

El único letrado que se plantea la posibilidad de modificar sus conclusiones provisionales “para unificar criterios con la Fiscalía” es el de la familia de David, el abogado granadino Ernesto Osuna, “porque siempre es bueno remar en la misma dirección”.

No obstante, subrayó que la condena que exija “siempre será superior” a la del Ministerio Fiscal “porque creemos que es esta es excesivamente benévola”.

20

Accidente con tres muertos en la A-66 zamorana La Opinión de Zamora

“Bien para conducir”

Por su parte, la defensa del procesado que dirige el abogado zamorano Tomás Cuadrado se mostró satisfecho con cómo está discurriendo el juicio para su cliente “porque, de alguna manera, se ha acreditado que él estaba en perfectas condiciones de conducir según los informes médicos” para insistir en que “es imposible prever un camión en la calzada sin una señalización que tiene que tener”.

Cuadrado manifestó que “sentimos mucho el accidente”, pero agregó que “consideramos que, dadas las circunstancias” en las que se produjo, “no se le puede imputar a mi cliente la responsabilidad del mismo”.

El letrado del procesado sostiene que los peritos que quedan por testificar -de la Guardia Civil, de las compañías aseguradoras y tres que aporta la defensa-, “desvirtuarán” el informe del único experto en toxicología que ha intervenido, el perito de la familia de David y director de la cátedra de Medicina Legal de la Universidad de Granada, que fijaba “la afectación por el consumo de drogas del conductor en un índice 10 veces mayor a lo que se considera que ya influye negativamente en la conducción”, recordó Osuna.

El letrado granadino se remitió a la declaración de este catedrático en la primera jornada del juicio, el 26 de abril, en la que indicó que R.S.J. “tenía en la orina cocaína pura libre, lo que significa que el consumo de esa droga fue muy cercano al momento del accidente”, de acuerdo con los análisis, por tanto, “hay pruebas científicas objetivas que nos dan la razón”. Y aludió “al criterio del médico forense, que es imparcial, y de la guardia civil que tiene mucho prestigio en esta línea”.

Tres muertos en la A-66 en un accidente de tráfico entre Montamarta y San Cebrián de Castro

Tres muertos en la A-66 en un accidente de tráfico entre Montamarta y San Cebrián de Castro La Opinión de Zamora

En ese mismo sentido se mostraron el abogado de la familia del camionero salmantino, Alberto Santos; y del menor de edad que residía en Peque, el zamorano Miguel Ángel Martín Anero. Ambos destacaban que creen demostrado que el imputado condujo drogado, que “había consumido sustancias, como hachís y cocaína, en cantidades muy importantes como indicó el perito ayer”, concretó Anero, pero el letrado añadió que “hay que demostrarlo”.

Martín Anero tampoco duda de la licitud de las pruebas de la Guardia Civil, “ha sido escrupulosa. Creo que demostraremos que no pudo ver el camión al ir drogado”. Aclara que el vehículo pesado iba por la A-66 porque "no hay recorrido alternativo por una carretera nacional", y que sus dimensiones ni requerían esa ruta.

Asimismo, precisa que no es obligatorio que el tractocamión y el remolque vayan seguidos de otro turismo con luces visibles para advertir a otros conductores de su presencia en la vía, cuestiones que planteó en el juicio el abogado de la defensa al interrogar a testigos.

Los seguros pagan cerca de 800.000 euros como indemnizaciones a los perjudicados

Las compañías de seguros que se han visto implicadas en el accidente de Montamarta han abonado ya unos 800.000 euros en concepto de indemnización a las familias de los tres fallecidos, a esposas, padres y hermanos, por el daño moral causado con la pérdida de sus seres queridos, así como por lo daños materiales derivados del siniestro.

Quedan por abonar los daños del camión, exigencia que la defensa de la familia del camionero basa en que "el vehículo iba iluminado, lo dice la Guardia Civil”, indica el abogado salmantino Alberto Santos. Y apunta “otra cuestión evidente”, como es que el vehículo pesado “tiene unos reflectantes que se ven, la Guardia Civil lo certifica”.

Las luces de avería, asimismo, “son plenamente visibles a casi un kilómetro, el conductor del Peugeot no frena”. Asimismo, concreta que el “camionero atropellado estaba con un chaleco visible por sí mismo a 300 metros, recogiendo la rampa”.

La segunda jornada del juicio, el 12 de mayo

La segunda jornada del juicio tendría que haberse celebrado ayer, día 27 de abril, pero tuvo que ser suspendida por enfermedad del presidente de la Audiencia, Pedro García Garzón, por lo que el interrogatorio de tres guardia civiles que acudieron al lugar del siniestro, de seis peritos, del responsable del Instituto de Toxicología y del laboratorio que analizó las pruebas y de los forenses de los juzgados de Zamora se posponen al 12 de mayo.

En esa misma fecha, la Fiscalía, los tres abogados de la acusación, el de la compañía de seguros, que ha pagado todas las indemnizaciones, cerca de 800.000 euros, y la defensa expongan sus conclusiones definitivas y el caso quederá visto para sentencia.

Ayer, cerca de cuarenta personas, familiares y amigos del David Jódar llegados de Granada, vestidos con camisetas con el rostro del fallecido de 21 años en el accidente de tráfico, portaban junto a los padres del joven dos pancartas ante la Audiencia en las que se podía leer "Justicia ya".

Compartir el artículo

stats