Kiosko

La Opinión de Zamora

DESPOBLACIÓN EN ZAMORA

La despoblación triplica su velocidad en Zamora durante un último decenio negro

La crisis demográfica se lleva por delante un 12,7% de los habitantes de la provincia desde 2012, el peor dato registrado en toda España

Un hombre sale de un local en un municipio de la provincia. | Emilio Fraile

Entre 2002 y 2012, Zamora perdió un 4,5% de su población; desde 2012 hasta 2022, el desplome ha sido del 12,7%. En ambos decenios, la provincia ha liderado la pérdida porcentual de habitantes en España, pero la diferencia entre los dos periodos resulta evidente. La despoblación ha avanzado tres veces más rápido en los últimos diez años que en los diez anteriores, un dato que vuelve a poner al territorio ante el espejo de una realidad que lo sitúa como el lugar que más velozmente merma de todo el país, según las cifras oficiales actualizadas esta semana por el Instituto Nacional de Estadística.

Durante el primer periodo citado, el que transcurrió entre 2002 y 2012, España vivió una fase de expansión que la llevó a un incremento de 4,5 millones de habitantes. En ese marco, solo cinco provincias viajaron contra corriente: Zamora (-4,5%), Orense (-3,9%), Lugo (-3,6%), Palencia (-3,1%) y León (-0,4%). El resto de las zonas creció, al abrigo de una tendencia que se torció con el estallido de la crisis económica.

Estancamiento tras la crisis

Las consecuencias de ese golpe se percibieron, desde el punto de vista demográfico, con el estancamiento de la población en España y la caída en picado de un grupo de provincias; ahora bien, ninguna se hundió como Zamora. La evaporación del 12,7% del capital humano en el periodo 2012-2022 se eleva por encima de los datos de Cuenca (-10,5%), León (-9,4%), Ávila (-8,1) u Orense (-8%).

En esta horquilla temporal, hasta 32 provincias perdieron población, pero ninguna al ritmo de Zamora, que retrocedió durante la época de bonanza y que se vio arrastrada sin piedad por la tendencia negativa en el arranque de la segunda década del siglo XXI. De los 200.678 vecinos de 2002 se pasó a los 191.612 de 2012 y, más tarde, a los 167.194 que constituyen la última cifra actualizada por los organismos oficiales.

Lo que puede ocurrir

Si de aquí a 2032 se mantiene el ritmo de caída del último decenio, Zamora alcanzará el 1 de enero de ese año con poco más de 145.000 vecinos, aunque cabe esperar que se produzca una cierta ralentización, como ha sucedido antes en otros territorios. La ambición de la clase política local y provincial también se centra en convencer a las administraciones superiores para que intervengan cuando aún haya algo que salvar.

Zamora encabeza cualquier clasificación relacionada con la pérdida poblacional

decoration

Aquí, las cifras son un argumento poderoso. Si se analiza el acumulado de los dos decenios previamente desgranados, se puede comprobar cómo Zamora encabeza cualquier clasificación relacionada con la pérdida poblacional. Los 33.484 vecinos que se han esfumado desde entonces dan forma a una caída porcentual del 16,7% que supera ampliamente al 11,6% de Orense, el 10,5% de Lugo, el 10,3% de Palencia o el 9,8% registrado en León.

Si se pone el foco en las provincias que tradicionalmente aparecen como el paradigma de la despoblación en España, se ve cómo, en esos dos decenios, Soria ha caído un 3,5%; Cuenca, un 3,2% y Teruel, un 2,2%, lo que revela que, en estos momentos, la tendencia zamorana exige una actuación que permita echar el freno.

Por otro lado, resulta oportuno acercar las cifras hacia las comarcas que están sufriendo de un modo más intenso este proceso, tanto en el caso de Zamora como en el resto de los territorios. Aquí, si la tendencia general se hace obvia con echar un vistazo a los números, tampoco hace falta un estudio muy pormenorizado para ver que lugares como Aliste, Sanabria, Sayago o La Carballeda languidecen olvidados en el oeste sin que medie una intervención verdaderamente útil para reflotar a estos pueblos cada vez más dañados.

126.000 vecinos nacidos en la provincia viven en otras zonas del país

Las personas nacidas en Zamora que viven entre Madrid, Valladolid y Bilbao suman la población total de la capital de la provincia y constituyen una parte esencial de la diáspora que se ha marchado del territorio hacia otros puntos del país. En total, 126.000 individuos que vinieron al mundo en suelo zamorano residen ahora en otros lugares de España, una cifra respetable si se tiene en cuenta que solo 130.000 continúan en la provincia.

Según las estadísticas oficiales del INE, prácticamente 35.000 zamoranos viven en estos momentos en la Comunidad de Madrid, sin contar a las segundas y terceras generaciones, mientras que unos 15.000 residen en Valladolid y 11.000 en Vizcaya. También llaman la atención las cifras de Barcelona, que acoge a más de 9.700 zamoranos; de Salamanca, donde hay más de 6.000; o de Asturias, donde se rozan las cifras de la provincia charra. Andalucía también destaca con más de 4.000 vecinos nacidos en la provincia de Zamora.

La media de edad en los pueblos más pequeños pasa de los 60 años

Los últimos datos oficiales han consolidado a Zamora como la provincia más envejecida de España. La media de edad del territorio se sitúa ya más cerca de los 52 que de los 51 años y supera en siete el promedio nacional. Eso, a nivel general, pero si se acude al detalle que facilita el Instituto Nacional de Estadística en función del tamaño del municipio se puede comprobar cómo esa tendencia se intensifica a medida que se hace referencia a pueblos de menor tamaño.

Así, en los municipios de menos de 100 habitantes, el promedio de edad se sitúa ya en 60,67 años, ligeramente superior al que existe en los ayuntamientos de entre 100 y 500 vecinos, que se ubica en 57,99. En los lugares de entre 500 y 1.000 personas, la media alcanza los 54 años y en los de más del millar, los 50,58. En lo referente a los municipios principales, el promedio de edad de Zamora capital es de 48,66 años; el de Benavente, de 45,56; el de Toro, de 48,49; y el de Morales del Vino, de 43,58, según el INE.

Más de un 10% de los municipios carece de ciudadanos nacidos en el extranjero

Los datos publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística confirman que más de un 10% de los municipios zamoranos carece de ciudadanos nacidos en el extranjero. En total, 26 ayuntamientos se encuentran en esta situación dentro de la provincia que cuenta con el menor número de foráneos de España. Las propias cifras revelan a su vez que más de la mitad de los municipios tiene un porcentaje de extranjeros inferior al 2,5%, mientras que un solo ayuntamiento supera el 25%.

Si se pone el acento en las estadísticas en función del tamaño del municipio analizado, se puede comprobar también que los lugares más pequeños son los que menos vecinos de origen extranjero tienen entre su comunidad, mientras que Benavente, Toro y los demás ayuntamientos de más de mil habitantes se ponen a la cabeza. En ese sentido, llama la atención la situación de Zamora capital, donde apenas un 3,59% de la población es de origen extranjero. El dato está por debajo incluso de la media provincial.

Compartir el artículo

stats