Kiosko

La Opinión de Zamora

Salud

La salud de los mayores zamoranos, a examen

Más de medio centenar de zamoranos participa en el estudio sobre sarcopenia, puesto en marcha por la USAL y el Centro Internacional sobre el Envejecimiento

Parte del equipo que ha trabajado en la Escuela de Enfermería del campus de Zamora.

Los mayores de 65 años con dificultades para caminar, levantarse de una silla o subir una escalera son firmes candidatos a sufrir sarcopenia, una enfermedad que afecta a la musculatura y a la fuerza. El Centro Internacional sobre el Envejecimiento (Cenie) y la Fundación General de la Universidad de Salamanca, junto con el Hospital Universitario Ramón y Cajal, puso en marcha este pasado otoño en Zamora un ambicioso estudio en el que se pretendía analizar durante varios meses la incidencia de esta enfermedad y cómo mejora con ejercicio y una alimentación adecuada. Algo que ha podido comprobar más de medio centenar de pacientes zamoranos —entre los 65 y los 93 años—, participantes en este proyecto, donde han colaborado profesionales de la enfermería y la fisioterapia de los campus de Zamora y Salamanca.

María José Rodrigo, enfermera en el proyecto desde Salamanca. | Cedida

La directora de la Escuela de Enfermería del Campus Viriato, María José Fermoso, señala que los objetivos de esta investigación pasan por poner énfasis “en una enfermedad, la sarcopenia, infradiagnosticada, que tiene una gran incidencia entre las personas mayores, con una prevalencia entre el 10 y el 30% entre los mayores de 65 años”. De hecho, la previsión de afectados en Zamora está en 1.500 y 4.500 personas. “Un objetivo más estratégico está en la necesidad de impulsar un nuevo pilar en nuestro sistema de salud, la atención preventiva”, añade Fermoso.

Envejecimiento saludable

En este sentido, se aboga por un envejecimiento saludable, “que solo es posible si actuamos con antelación suficiente. Al fin y al cabo, empezamos a envejecer nada más nacer, así que programas comunitarios de atención preventiva como este son básicos para una mejor calidad de vida de las personas mayores”, argumenta.

Uno de los aparatos utilizados para medir la fuerza de los participantes. JOSE LUIS FERNANDEZ

Cerca de 300 zamoranos se presentaron a las pruebas de cribado para poder entrar en este estudio. La selección consistía en comprobar si estos pacientes tenían algún deterioro de la masa muscular o la fuerza por medio de sencillos exámenes de rendimiento físico, equilibrio o medidas antropométricas. En caso afirmativo, pasaban a formar parte del proyecto.

Importancia de la fisioterapia

En la fase central del estudio, a los zamoranos seleccionados se les realizaba una valoración de fisioterapia. “Se les pasaba un cuestionario y un test de marcha, para empezar con un programa de ejercicios de doce semanas”, resume la fisioterapeuta, Lucía Rodríguez, quien estaba con ellos tres días a la semana en uno de los pabellones de la Ciudad Deportiva —gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Zamora— con sesiones de ejercicios de fuerza, de equilibrio, aeróbicos y estiramientos. “La actividad era siempre la misma, pero iba variando en las repeticiones de las series y en el peso”, detalla.

Aparato para medir factores como la masa muscular, la grasa o el agua en el cuerpo. JOSE LUIS FERNANDEZ

La alimentación es también otro pilar fundamental para combatir la sarcopenia. En este caso, María José Rodrigo, enfermera especialista en enfermería familiar y comunitaria, les hacía rellenar un registro dietético para saber lo que comían. “Esto nos servía para realizar un análisis nutricional de manera informatizada y, tras una entrevista personal, les dábamos pautas para mejorar su alimentación”, resume. Unas pautas que pasaban, en la mayoría de los casos, por aumentar la ingesta de carne, pescado y huevos, es decir, proteínas, “que son fundamentales para crear músculo, ya que una de las causa de la sarcopenia es la pérdida de masa muscular”, argumenta. Las evaluaciones finales corroboraban esa mejoría en la fuerza muscular, por lo que los expertos animaban a seguir con la dieta, unida al ejercicio.

Estudio de referencia internacional

En pleno proceso de análisis de todos los resultados recabados con pacientes zamoranos, Fermoso subraya que el programa desarrollado en la ciudad “constituye una referencia de vanguardia, pionera en España. Por ello, las conclusiones transcienden a Zamora y se constituyen en una referencia nacional e internacional”.

Compartir el artículo

stats