Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

La Fiscalía acusa “de falta de diligencia” al conductor que arrolló una moto en Magallanes

El acusado se enfrenta a dos años sin carné y el pago de 84.000 euros al herido grave

Palacio de Justicia, en la plaza de Los Momos. | José Luis Fernández

La “falta de diligencia en el ceda al paso” del conductor del turismo que arrolló a un motorista en la calle de Magallanes llevó a la Fiscalía Provincial, a mantener la acusación por un delito de imprudencia grave contra el primero, ya que la víctima “iba a la velocidad adecuada”, sostiene. El Ministerio Público sigue, pues, pidiendo para el joven imputado la retirada del carné durante dos años, una multa de 5.400 euros y el pago de más de 84.000 euros de indemnización a la víctima por las lesiones muy graves, graves y leves que sufrió en el accidente ocurrido el 4 de septiembre de 2020. Una cantidad que asumiría la aseguradora, que ya ha abonado 11.900 euros por los daños de la moto y cuyo abogado cuestionó los informes de la Policía Municipal, en los que se basó la fiscal por ser “el documento más próximos al hecho”.

La justificación del fiscal

La fiscal justificó, frente a las tesis de la defensa y de la aseguradora, que si el motorista “se colocó más hacia el centro de la vía pública”, en la confluencia de Magallanes con la travesía de Cardenal Cisneros, fue como “mecanismo evasivo” al ver que el turismo no detenía su marcha, giraba a la izquierda e iba a colisionar contra él, como ocurrió. El motorista de 60 años salió despedido a una distancia de entre 5 y 8 metros.

Ante la discusión entre defensa y acusación particular sobre la falta de visibilidad que tenía el acusado, de iniciales D.D.C., por la zona de sombra que había en la calzada, con un vehículo que dificultaba la visión del tráfico, la fiscal recurre al documento que considera objetivo, “el atestado de la Policía Municipal” para insistir en que este no actuó con “la pericia suficiente para evitar el accidente”.

La defensa y el letrado de la aseguradora consideran que no se puede determinar la velocidad a la que iba la moto frente a la tesis de la fiscal, que niega un posible deslumbramiento del motorista porque circulaba de frente al sol porque eran las 9.00 horas, por lo que el sol estaba alto, además de que el motorista llevaba gafas adecuadas.

Compartir el artículo

stats