El alza de los precios de la electricidad desde el verano, que se recrudeció a finales del año, ha provocado que el número de clientes acogidos al bono social de la luz en Zamora haya aumentado un 4,4%, con 393 beneficiarios más, un 4,4%, mientras en Castilla y León el incremento ha sido de un 6,8%, con 5.666 beneficiarios más en el último año, después de cerrar 2021 con un total de 88.809, informa la agencia Ical.

Un número de hogares que, previsiblemente, aumentará a lo largo de 2022 a la vista del coste desbocado de la energía, a raíz de la invasión de Rusia a Ucrania, salvo que estos consumidores opten por acudir al mercado libre ya que una condición para beneficiarse del bono social es tener contratado la tarifa en el mercado regulado, que es el más ha subido en los últimos meses. Algo que ha ocurrido en el conjunto del país, donde cayó un 0,2%, hasta los 1,2 millones de hogares.

Beneficiarios del bono social de la electricidad en Zamora Ical

Por su parte, el precio de la luz sigue a lo suyo y subirá ligeramente en el mercado mayorista este domingo, un 1,43%, aunque por cuarta jornada consecutiva se mantendrá por debajo de los 250 euros por kilovatio. Estos precios afectan directamente a los clientes que están con la tarifa regulada (conocida como del último recurso).

Por otra parte España y Portugal han presentado en Europa una propuesta de tope del precio del gas a 30 euros por kilovatio para abaratar el precio de la luz.