Kiosko

La Opinión de Zamora

La subida de la luz supone un “hachazo” de diez millones de euros a los zamoranos

El suministro se ha encarecido en cerca de 170 euros por megavatio en el último año y se esconde detrás del gran incremento del IPC

Un hombre se dispone a apagar una regleta. |

La subida del precio de la luz ha supuesto para las empresas y familias de la provincia de Zamora un desembolso extra de diez millones de euros en la factura, si se comparan los datos de febrero con los del mismo mes del año pasado. El encarecimiento del suministro, principal causante del desproporcionado incremento del IPC, resta de forma decidida capacidad de compra a los consumidores de la provincia. En febrero de 2021, según los datos oficiales del Ministerio, la electricidad cotizó a una media de 36.81 euros por megavatio/hora. Una cifra inusualmente baja para la media de los meses anteriores. A partir de ahí inició una escalada que se recrudeció después del verano y que ha encontrado su cénit con la invasión rusa a Ucrania. En febrero de 2022, último mes cerrado, el megavatio/hora estaba a más de 205 euros. La diferencia roza los 170 euros por megavatio. En la provincia se consumen mensualmente una media de más de 56.000, según el portal estadístico de la Junta de Castilla y León.

La luz se esconde detrás del incremento del IPC, de cerca de un diez por ciento, adelantado ayer por el INE. La inflación, cabe recordar, ha escalado en marzo hasta el 9,8% respecto al mismo mes del año anterior, 2,2 puntos por encima de la tasa registrada en febrero (7,6 %) y la más alta desde 1985. La estadística adelantada este miércoles correspondiente al índice de precios de consumo (IPC), incorpora los primeros datos de inflación después del estallido de la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero, con el consiguiente encarecimiento mayor de energía, alimentos y determinados suministros que ya habían iniciado una escalada de precios desde hace meses. En relación al mes de febrero, la tasa mensual del IPC supone un incremento del 3%. Nunca en un solo mes había subido tanto los precios, desde agosto de 1977, hace 45 años, cuando la gran crisis energética.

En el indicador avanzado por el INE -cuyo dato definitivo se publicará el 13 de abril- el organismo adelanta que el significativo aumento de 2,2 puntos en la tasa anual de inflación se debe a “las subidas generalizadas en la mayoría de sus componentes, sobre todo de la electricidad, los carburantes y combustibles, y los alimentos y bebidas no alcohólicas”.

La inflación subyacente, que no incluye ni alimentos frescos ni energía, registró un repunte de cuatro décimas en marzo, hasta colocarse en el 3,4 %, la más alta desde septiembre de 2008. Este indicador alerta de que la subida de precios de los productos mas volátiles empieza a enquistarse en una parte cada vez mayor de la cesta de la compra.

La tasa de inflación se sitúa en España por encima del 2% desde abril de 2021. La inflación cerró el mes de febrero en su nivel más alto en 35 años al situarse en el 7,6%, dos décimas por encima de la estimación avanzada por el Instituto Nacional de Estadística hace dos semanas y 1,5 puntos superior al dato interanual de enero.

Las gasolineras cierran el mes de marzo con una caída de precios

Hoy entra en vigor la rebaja del precio del combustible, de veinte céntimos, anunciada a comienzos de semana por el presidente del Gobierno —15 de los cuales correrán a cargo de los Presupuestos Generales del Estado y cinco a cuenta de las petroleras—. En contra de lo que sucede en algunos puntos del país, las estaciones de servicio de la provincia de Zamora han abaratado, como norma general, el combustible en las últimas jornadas. Habrá que ver si hoy, como temen muchos consumidores, hay estaciones de servicio que aumentan los precios hasta diluir parte del efecto de la medida anunciada por el Gobierno. Ayer, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la gasolina de 95 octanos cotizaba a una media de 1,82 euros el litro en las estaciones de servicio de la provincia. Más caro estaba el gasóleo A, una situación hace unas semanas impensable y que ya se ha convertido en habitual. El diésel se pagaba, como término medio, a 1,861 euros el litro. El gasóleo premium y la gasolina de 98 octanos rozaban los dos euros como media. El gasóleo tocó techo en Zamora el pasado martes, con un precio medio de 1,87 euros el litro. En la misma fecha se alcanzó el tope histórico de la gasolina, 1,843 euros el litro. En algunas provincias del país se han registrado casos de estaciones de servicio que, tras el anuncio del Gobierno, han aumentado de forma notable los precios de venta al público, lo que anula el efecto de la medida. Hasta ayer, esto no había sucedido en Zamora.

Compartir el artículo

stats