Kiosko

La Opinión de Zamora

Los fondos de Cohesión facilitan la acogida de refugiados de Ucrania

La Comisión Europea urge a las regiones a aprovechar las ayudas para el acceso a servicios sociales, educación, sanidad y empleo

Unos padres llevan a sus hijos para que sean evacuados de Ucrania.

La política de Cohesión europea se está posicionando como la principal herramienta de apoyo frente a la crisis de Ucrania y una oportunidad de financiación extraordinaria para que las regiones puedan responder a la acogida de refugiados. La comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira y el comisario de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, explicaron en el marco del octavo foro de Cohesión los nuevos mecanismos económicos para hacer frente a la crisis de refugiados ucranianos, tanto con financiación automática ya disponible como con fondos a largo plazo que se irán conociendo más adelante. Dentro de esto, la principal medida es el nuevo programa CARE (Acción de Cohesión para los Refugiados en Europa) que introduce flexibilidad en las reglas de financiación de la política de Cohesión 2014-2020 para permitir una reasignación rápida de los fondos para el apoyo de la crisis de refugiados. Además, la dotación de 2022 de 10.000 millones de euros del programa REACT-EU –destinado a la recuperación tras la pandemia– también se puede utilizar para hacer frente a estas nuevas demandas.

La comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, ha transmitido su esperanza de que el Parlamento Europeo y al Consejo aprueben esta propuesta a finales de mes y ha invitado a los gobiernos estatales y autonómicos a “aprovechar estas nuevas oportunidades lo más rápido posible”. “Urge la variedad en la inversión”, ha asegurado sobre la necesidad de cubrir un amplio espectro de servicios humanitarios, desde medidas fiscales, educación y formación, infancia o apoyo a las ONG. Una crisis migratoria que se aborda desde la perspectiva más social. “Las condiciones de acogida de los refugiados deben ser como si fueran nacionales”, en palabras de Schmit que ha adelantado las medidas para que los refugiados “puedan tener acceso a todos los servicios”, como sanidad, educación y empleo. Gran parte del éxito de la integración pasa por la entrada de los refugiados al mercado laboral. “Quieren trabajar”, ha señalado el comisario sobre un perfil mayoritariamente de mujeres. “Tenemos que ayudar a los servicios públicos de empleo, no están preparados para recibir un numero adicional de personas con el problema del idioma de por medio, esto es algo que tenemos que estudiar”, ha dicho.

Compartir el artículo

stats