Zamora es una de las provincias menos románticas de España. O al menos así se puede comprobar si miramos la ocupación de casas rurales durante el presente fin de semana, previo al lunes, 14 de febrero, día en el que tradicionalmente se celebra San Valentín.

En la provincia, las casas rurales alcanzan tan solo un 31,76% de ocupación, lo que la convierten en la cuarta provincia de Castilla y León con menos reservas, solo superada por Valladolid, León y Salamanca, así como una de las más bajas a nivel nacional.

Según los datos obtenidos del portal Tuscasasrurales.com, la ocupación de casas rurales durante este fin de semana en España alcanza un 40,2% de media, con provincias y comunidades muy demandadas por los enamorados y con provincias y comunidades muy poco elegidas estos días por los viajeros.

Comunidades y provincias más románticas

Durante el presente fin de semana de San Valentín de 2022, las Islas Canarias es la comunidad que lidera la ocupación de toda España con un 70,45%, seguido de otras comunidades como Baleares, con un 62,56%, Madrid, con 49,51%, Cataluña, con un 47,65% y Andalucía, con un 45,05%.

Por otro lado, en cuanto a provincias, Las Palmas se sitúa como la provincia con mayor ocupación durante el fin de semana de San Valentín en España, que tiene lugar durante hoy y mañana, con un total de 80% de ocupación, seguido de otras provincias como lo son Tenerife, la cual registra un 58,33%, Huelva, con 57,57%, Barcelona, con 55,22%, Lleida, con 53,34% o Cádiz, que anota un 51,31% de ocupación.

En cambio, ni la región de Castilla y León ni la provincia de Zamora se sitúan entre las más demandadas por los enamorados, los cuales buscan alojamientos que incluyan jacuzzi, chimenea y spa, registrando una ocupación media de seis puntos porcentuales superior al resto de alojamientos que no disponen de estas características.

Como indican desde el portal de alojamientos rurales, la ocupación media de casas rurales en España es 30 puntos porcentuales superior a la registrada el pasado año, debido principalmente a que el año pasado muchas comunidades tenían prohibidos los desplazamientos y a que el turismo rural sigue creciendo consolidándose como una de las alternativas preferidas para disfrutar de un fin de semana en pareja.