Nuevos datos sobre el accidente del AVE en La Hiniesta: la Diputación de Zamora, libre de culpa

El Tribunal provincial no ve delito de imprudencia por el estado del puente de La Hiniesta sobre la vía

Estado en el quedó el puente de La Hiniesta

Estado en el quedó el puente de La Hiniesta / Emilio Fraile

La Audiencia de Zamora descarta que la Diputación Provincial sea responsable del accidente del AVE ocurrido en la Hiniesta por el estado de la valla lateral de protección del puente que sobrevuela la vía férrea y, por tanto, que se le pueda investigar por un delito por imprudencia.

Los magistrados no discuten el informe de la Guardia Civil que apunta que la valla cedió a la presión del vehículo, y que se apreciaron grietas en el hormigón de anclaje y óxido en los tornillos, pero apuntan que “tuvo una importante incidencia” en que aquella cediera el hecho de “que el conductor del vehículo mantuvo una aceleración constante que produjo el escalamiento” del Land Rover por la contención metálica “hasta que cedió”, a lo que contribuyó el peso del vehículo, según el auto emitido por la Audiencia sobre el archivo de la causa.

“No existe duda alguna” de que, inicialmente, la responsabilidad del accidente de agosto de 2020 es del conductor “que pierde el control del vehículo, dando lugar al choque contra la barrera de protección lateral y cayendo, finalmente, al vía férrea”. El argumento sirve a la Audiencia para confirmar el archivo de la causa penal contra la Diputación por problemas de seguridad del vallado del viaducto, desde donde se precipitó el todoterreno que conducía el vecino de Palacios del Pan, de 89 años de edad, que falleció.

El hombre “chocó contra la barrera de protección lateral del puente sobre el lado derecho, después de sobrevirar, se desplazó al carril de sentido descendente, chocado con la barrera de protección y de cayó a la vía”. En el accidente del AVE murió uno de los maquinistas del AVE. Cuatro meses después del siniestro, la Diputación reforzaba las medidas de seguridad en el viaducto donde se produjo el fatal accidente mortal de tren el pasado mes de junio.

En concreto, se mejoró la señalización vertical y horizontal y se ha realizado la instalación de barreras de hormigón, en sustitución de las balizas de plástico anteriores, para perimetrar provisionalmente la zona del accidente, que costó la vida a dos personas tras el descarrilamiento del tren Alvia Ferrol-Madrid al arrollar un vehículo todoterreno que previamente se había precipitado desde el paso elevado.