Poco después de retomar la escultura, el artista zamorano Antonio Vázquez Martín es reconocido en un certamen nacional, concretamente en la segunda edición del Premio de Escultura María Belén Morales, que ha elegido la propuesta del creador, “Cama amarilla” para que forme parte de la exposición que hasta el 25 de febrero se podrá ver en una sala de la Universidad de La Laguna, con la veintena piezas seleccionadas por el jurado como finalistas. “Es algo muy importante para mí, porque en un concurso a nivel nacional hay mucha competencia”, reconoce Vázquez, quien presentó al concurso una de las piezas de pequeño formato que está preparando para su próxima exposición, que espera que vea pronto la luz en alguna sala de Zamora.

El artista zamorano Antonio Vázquez. Cedida

“Cama amarilla” pertenece a una serie en la que ya había trabajado hacía tiempo y que ahora recupera para volverlas a desarrollar. “Se trata de esculturas de carácter forma geométrico, que hacen referencia al mobiliario que nos rodea habitualmente, pero también tiene un componente espacial, en cierto sentido espiritual”, explica.

"Cama amarilla", de Antonio Vázquez. Cedida

Todas estas esculturas, como la seleccionada en Tenerife, están realizadas en hierro y plomo, materiales con los que Vázquez está más que acostumbrado a trabajar. “Llevo muchos años tratando el metal y estas piezas están realizadas con la técnica de la soldadura y se caracterizan por tener bastante cuerpo”, indica el zamorano. Otra de las características de estas composiciones es que todas parten de la estructura de un cubo. “Son piezas con formas cúbicas, a las que denomino “móbiles” por el doble sentido de que se inspiran en muebles y que, además, se pueden poner en diferentes posiciones, al ser un elemento muy estructural, jugando mucho con las sombras que reflejan, lo que hace que vayan cambiando”, detalla. Un conjunto de piezas únicas que el autor espera poder exponer en Zamora este mismo año.