La Guardia Civil de Zamora investiga a una persona como autora de un supuesto delito contra la seguridad vial por crear un "grave riesgo para la circulación" al sufrir un accidente con su coche y huir dejando el vehículo siniestrado cruzado en mitad de la carretera. Los hechos ocurrieron en la autovía A-11, a la altura de la localidad de Morales de Toro, cuando el turismo colisionó primero contra la valla de protección metálica de la vía y después contra la bionda izquierda, de modo que el vehículo quedó cruzado en la mitad del carril izquierdo con una rueda desprendida en algún punto de la vía.

Ante esta situación, el conductor abandonó el lugar sin señalizar el accidente a pesar de la intensidad del tráfico que había en ese momento. Tanto es así, que generó que la conductora de otro coche que pasaba por el lugar de los hechos colisionara contra él. Resultado: dos heridos leves.

Fruto de los hechos, la Guardia Civil inicia una investigación para localizar al autor hasta su localización. Se trata de un hombre de nacionalidad española, residente en uno de los barrios periféricos de Zamora capital, si bien el coche era propiedad de otro vecino del mismo barrio.