Tres responsables de cotos de caza en Castro del Pedroso se enfrentan a una multa y al pago de 2.000 euros, acusados por la Junta de Castilla y León de un delito contra el patrimonio arqueológico por haber alterado un yacimiento arqueológico en la zona al acometer obras de repaso de varios caminos en julio de 2019. La Administración estima que los procesados causaron daños en la zona protegida del castro, catalogado como un bien de interés cultural.

Los imputados realizaron con maquinaria labores de limpieza, ensanche y desbroce de los caminos sin autorización de la Comisión de Patrimonio de la Delegación de la Junta en Zamora, actuaciones con las que perjudicaron los bienes mencionados, según la acusación pública ejercida por la Junta.

Vía Administrativa

La Fiscalía Provincial se ha mantenido al margen de la acusación por considerar que “no se especifican los daños” que los imputados pudieron cometer, si bien deja abierta la vía administrativa.

Los procesados se remitieron en el juicio a las declaraciones que efectuaron en la instrucción del caso cuando manifestaron que realizar labores de limpieza en caminos ya existentes, sin extralimitarse en la actuación que llevaron a cabo.