El Ayuntamiento de Zamora ha dado respuesta a la queja registrada por una serie de usuarios de la piscina climatizada de Los Almendros en la que mostraban su disconformidad con una serie de políticas adoptadas por la Concejalía de Deportes, tales como el establecimiento de vestuarios unisex, la ausencia de taquillas dimensionadas a las necesidades, la clausura de los cuartos de baño o el cierre sin previo aviso de las instalaciones en un día que debía ser perfectamente hábil para la práctica de la natación. Cuestiones, todas ellas, rechazadas y razonadas por el edil del área, Manuel Alesander Alonso, quien ha apuntado a la toma de medidas “excepcionales” debido a la pandemia, necesarias para poder reabrir las instalaciones deportivas con seguridad y siguiendo siempre la normativa de la Junta de Castilla y León.

El concejal de Deportes se ha mostrado sorprendido por la queja, al considerar que ahora mismo “las normas excepcionales no se encuentran en vigor y las medidas impuestas son mínimas”. Respecto a la acusación que este grupo de usuarios realizaba catalogando las medidas como “ilegales, Alonso ha invitado al grupo a “realizar dicha denuncia en las instancias pertinentes si existe la fundamentación legal necesaria”. No en vano, el máximo responsable del departamento ha señalado que “todas y cada una de las medidas tomadas han pasado los informes técnicos, jurídicos y sanitarios” necesarios para poder seguir adelante, siempre bajo la supervisión del área de Sanidad de la comunidad.

En el fondo de las cuestiones planteadas, Manuel Alesander Alonso ha expresado que el cierre de las instalaciones del pasado día 2 de diciembre, motivo principal de la queja de estos usuarios, estaba previsto y notificado a la empresa con fecha de 8 de noviembre de 2021 y que así figuraba en la página de reservas del Ayuntamiento de Zamora. “Por otra parte, los vestuarios han sido unisex para facilitar los flujos de entrada y salida que indicaba la normativa COVID de la Junta y las taquillas tienen el tamaño necesario para depositar la ropa de cambio”, ha apuntado. “Respecto a disponer o no de percha, nos pondremos en contacto con las empresas que suministraron las taquillas y analizaremos la necesidad”, ha añadido.

El concejal de Deportes, por último, ha resaltado que “es obligación de los usuarios conocer las normas que rigen el uso y disfrute de las instalaciones deportivas”, y que el Ayuntamiento de Zamora “es autoridad sanitaria” para poder establecer normas que garanticen la seguridad.