La Junta de Castilla y León considera que con la legislación actual que prohíbe por ejemplo las concentraciones sin mascarilla en el caso de no poder respetar la distancia social o el consumo de alcohol en la calle, son suficientes para evitar que se produzcan excesos durante estas próximas vacaciones navideñas en eventos como pueden ser las cabalgatas o los cotillones de Nochevieja.

El vicepresidente autonómico, Francisco Igea, apeló asimismo a la responsabilidad individual para evitar conductas de riesgo y evitar así la propagación del virus. Igea indicó que en principio no será la incidencia de la enfermedad el factor fundamental para tomar decisiones restrictivas, sino la ocupación hospitalaria.

TODO SOBRE EL CORONAVIRUS EN ZAMORA