Verónica San Juan Esteban aspira a la presidencia de la Real Cofradía de Jesús en su entrada triunfal en Jerusalén.

–¿Qué le ha hecho dar el paso y presentar su candidatura para presidir la cofradía?

–Me presentó porque llevo muchos años en la cofradía; de hecho, me apunté cuando solo había mixtas la Siete Palabras y esta. Conozco su funcionamiento, ya que he ocupado distintos cargos en varias directivas, y creo que estoy preparada para asumir la responsabilidad de presidirla.

–Si los cofrades depositaran su confianza en usted, ¿qué proyectos tiene claro que llevaría a cabo?

– Creo que hay que fortalecer la cofradía porque es la cantera de la Semana Santa de Zamora. Fomentaría la vida cristiana generando espacios de encuentro entre los hermanos para que realicen actividades que ayuden a profundizar en la fe mediante excursiones a muestras como Edades del Hombre, que crean lazos de fraternidad al tiempo que se recibe una catequesis a través del arte. Además, organizaría unos ciclos anuales de conferencias para profundizar en la vida cristiana y cofrade con charlas para adultos y unos talleres planteados para los miembros más jóvenes de la cofradía. También promovería el culto público con múltiples actividades.

–¿Cuáles serían?

–Quiero dignificar los cultos con la incorporación de un coro en la misa por los hermanos difuntos y en la misa de Cristo Rey así como en la bendición de palmas, contando en primer lugar, con la participación de los coros de San Juan y San Vicente , los templos con los que más relación tenemos. También me gustaría que la cofradía estuviera presente cuando fallezca mediante un estandarte u otro símbolo. Además, me gustaría acercar la cofradía a los niños.

–¿De qué manera plantea llevarlo a cabo?

–Con la creación de material infantil que ayude a conocer la Borriquita y fundamentalmente a Jesús. Somos una cofradía muy vinculada con los pequeños. Contamos con la participación de menores en un grupo de niños hebreos, que puse en marcha cuando estuve en la directiva de Ramón Alba. Me gustaría fomentar su presencia y llevar a cabo actividades con ellos para que se impliquen en la cofradía. Concibo una cofradía muy familiar.

–En el plano social, ¿qué haría?

–En la medida que sea posible apoyaría obras caritativas-sociales vinculadas a la diócesis. Buscaría cada año una realidad de la Iglesia de Zamora que necesitara apoyo económico y se lo proporcionaríamos directamente o bien organizando diferentes actividades para conseguir la financiación necesaria. Además, procuraría que fueran proyectos relacionados con los menores. También ayudaría a los hermanos que lo necesitasen.