La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, recorrerá este lunes el nuevo tramo ferroviario de alta velocidad que une la localidad zamorana de Pedralba de la Pradería y Orense, el último segmento que queda por entrar en servicio de toda la línea que conecta Madrid con Galicia. La titular de la cartera, que sustituyó a José Luis Ábalos hace poco más de cinco meses, acudirá acompañada por otros responsables, como la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera; la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez; y el presidente de Renfe, Isaías Táboas, entre otras autoridades.

Según el programa facilitado por los propios trabajadores ministeriales, el tren que tomará Raquel Sánchez partirá de la estación de Madrid-Chamartín Clara Campoamor a las 8:45 horas, y efectuará paradas en las estaciones de Zamora y Sanabria Alta Velocidad, antes de finalizar el trayecto en la estación de Orense a las 11:10 horas.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, saluda a Alfonso Fernández Mañueco en la estación de tren de Zamora. Ana Burrieza

Allí está previsto que se celebre un acto institucional, en el que se contempla la intervención de la ministra Raquel Sánchez, la del presidente de la Xunta, el gallego Alberto Núñez Feijoó, y la del máximo mandatario de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que ofrecerán su punto de vista sobre el impacto de esta nueva infraestructura antes de que la responsable gubernamental ponga rumbo de nuevo hacia la capital, en torno a las 12.10 horas, según la agenda.

La visita de las autoridades se enmarca en el inicio de la cuenta atrás para la entrada en servicio de esta línea para todos los usuarios, que está prevista para el próximo 21 de diciembre. La apertura de este tramo provocará también una modificación en los horarios, que dejan fuera al tren madrugador, el Intercity que une Zamora con Madrid a primera hora de la mañana, sustituido por un nuevo tren, un AVE que parte de Orense, pasa por la capital del Duero media hora más tarde que el actual, y llega a Chamartín ocho minutos después del enlace en uso, a las nueve menos cuarto de la mañana.

Ese ligero retraso se verá compensado por otros beneficios que implicará la entrada en servicio de la línea. Uno de ellos tendrá que ver, precisamente, con el primer tren de la mañana, que circulará a partir del 21 de diciembre de lunes a sábado, un día más que el actual, que solo funciona durante los días laborables.

Además, esta apertura también traerá otros beneficios a Zamora, vinculados especialmente al incremento de los trayectos que pasan por la provincia en el tránsito entre Galicia y Madrid. Aquí, las frecuencias pasan se siete a diez, un incremento que estará acompañado por el retraso del último convoy de vuelta de la capital de España, que partirá ahora a las 20.30 horas, 50 minutos después del último tren activo ahora mismo.

Nueva visita a la provincia

A pesar de llevar apenas cinco meses en el cargo, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, se desplazará este lunes por segunda vez a Zamora. En ambas ocasiones, el objetivo de su viaje ha sido presentar avances relacionados con la alta velocidad.

En la primera oportunidad, la responsable ministerial acudió con el puesto recién estrenado a la inauguración de la estación de Sanabria Alta Velocidad, una infraestructura que ya ha permitido que la comarca se sitúe a menos de dos horas de Madrid y a apenas treinta minutos de Zamora capital.

Esta vez, Raquel Sánchez se desplazará a Zamora y Orense con el objetivo de ofrecer más detalles sobre un avance en la alta velocidad que favorecerá las conexiones entre Madrid, Galicia y Castilla y León, con la provincia en el centro.