La Línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia concluye con la conexión del tramo entre Pedralba de la Pradería, en la comarca de Sanabria (Zamora) y Orense, que ha supuesto una inversión aproximada de 2.965 millones (IVA incluido) para un total de 119,4 kilómetros. Con su puesta en servicio el 21 de diciembre se completan 320 kilómetros, tras la entrada en servicio de 95 kilómetros (Olmedo (Valladolid)-Zamora) en diciembre de 2015 y de otros 110,4 kilómetros en octubre de 2020, entre la capital zamorana y Pedralba, cerca del límite con la comunidad vecina.

El AVE a Galicia estrena hoy su recorrido a Ourense Agencia ATLAS | EFE

Este último tramo, que recorrieron en un tren de pruebas la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, junto a los presidentes de Castilla y León y Galicia, Alfonso Fernández Mañueco y Alberto Núñez-Feijóo, se divide en dos, entre Pedralba y Taboadela (Orense), de 103,4 kilómetros y de Taboadela a la capital orensena (16 kilómetros).

El AVE llega a Galicia

El tramo Pedralba de la Pradería-Taboadela supone la entrada de la alta velocidad en Galicia, cruzando transversalmente la provincia de Orense desde el límite con Zamora, en el sureste, con un trazado que transita al norte de la A-52 hasta la capital provincial. Es el tramo más complejo de toda la línea desde el punto de vista orográfico y geotécnico. Atraviesa las montañas del macizo central orensano gracias a la construcción de 32 viaductos y 31 túneles, muchos de ellos bitubo, es decir, con un tubo para cada vía. De los 103,4 kilómetros del tramo Pedralba Taboadela, tres cuartas partes se han construido en dos plataformas paralelas independientes, una para cada vía.

Más del 60 por ciento de este recorrido, subterráneo o en viaducto, requirió de una obra singular: en total, el tramo suma 126 kilómetros de túneles, (62,50 kilómetros en la vía derecha, más 55,89 kilómetros en la vía izquierda y 7,88 kilómetros de túneles de vía doble), siendo el más largo el túnel de O Corno (8,6 kilómetros ) y casi once kilómetros de viaductos, de los que el más largo es el viaducto de Requejo para vía doble (1,72 kilómetros) y el más emblemático el viaducto doble de Teixeiras, de 508 metros de longitud, con una altura máxima de más de 100 metros y un vano central compuesto de un arco de 132 metros, que salva el río Támega.

Más de 300 kilómetros por hora

Este nuevo trazado permitirá velocidades de más de 300 kilómetros por hora para los trenes comerciales, con doble vía en ancho estándar (1435 milímetros), electrificación 2x25 kV 50 Hz en corriente alterna, sistemas de control de tráfico ERTMS N2 y ASFA, y sistema de comunicaciones móviles GSM-R. En una primera fase de explotación, el servicio se prestará en vía única en un tramo de aproximadamente 30 kilómetros entre Pedralba y el PAET (Puesto de Adelantamiento y Estacionamiento de Trenes) de Vilavella, mientras se efectúa la adaptación a la alta velocidad del histórico túnel de Padornelo de red convencional, que formará parte de la vía oeste del tramo. El trazado incluye los PAET de Vilavella y Meamán y la nueva estación de Porta de Galicia, en A Gudiña.

Taboadela-Orense

Este tramo de 16 kilómetros ha sido acondicionado para permitir la llegada de los tráficos de alta velocidad a la capital orensana mientras se diseña y construye la Variante Exterior de la ciudad. En este sentido, se realizó una serie de operaciones, como la instalación de un tercer carril, para que los trenes que circulen en ancho estándar puedan acceder a Orense. La circulación de estos trenes se realizará con arreglo al mismo esquema de explotación que en el resto del recorrido, que incluye el sistema ERTMS.

Te puede interesar:

Por su parte, los servicios pasantes, es decir, los que continúen su recorrido hacia otros destinos, se realizarán mediante trenes de rodadura desplazable que, tras su paso por el cambiador de ancho de Taboadela y hasta Ourense, circularán en ancho convencional. El trazado incluye un ramal de dos kilómetros de longitud para conectar la nueva plataforma de alta velocidad y la línea existente en el entorno de Taboadela. Próximo a esta estación se ubica el cambiador de ancho que permitirá la continuidad de los trenes de larga distancia a partir de Ourense hacia el resto de ciudades gallegas en ancho convencional.

Las principales actuaciones son la electrificación del tramo; la instalación de tercer carril para dotar a la vía de una configuración en ancho mixto, apta para ancho estándar (1.435 milímetros) y ancho convencional (1.668 milímetros); ladaptación de instalaciones de seguridad y comunicaciones del tramo; el acondicionamiento del viaducto sobre el río Miño (422 metros) y de cuatro túneles: Áspera (153,9 metros), Corruxeiras (125,4 metros), La Marquesa (248 metros) y San Francisco (911,8 metros).