El imputado por robar artículos de un establecimiento de telefonía móvil valorados en 29.518 euros, además de causar daños en las instalaciones por 1.610 euros, podría ir dos años a prisión, a petición de la Fiscalía Provincial que le acusa de un delito de robo con fuerza, pena que volvió a solicitar en la vista oral celebrada en el Juzgado de lo Penal.

El acusado, en colaboración con varios individuos, rompió el cristal de la puerta de entrada del establecimiento y reventó las cerraduras de varias dependencias y oficinas de donde sustrajo distinto material de telefonía móvil, tarjetas y terminales.

El procesado, de iniciales, M.E.Q., accedió al local de la empresa Promovil situado en el polígono industrial de La Hiniesta junto a otras personas que han podido ser identificadas y de un menor de edad, a las 5.00 horas del 27 de junio de 2019, en un vehículo BMW que habrían sustraído la tarde anterior en Getafe, una práctica habitual en este tipo de delincuencia organizada.

La Policía Nacional no pudo recuperar el material sustraído, del que la Fiscalía solicitó que respondiera el acusado con la entrega de una fianza de 32.000 euros. El Ministerio Público ha pedido a la magistrada de lo Penal que imponga una indemnización por 29.518 euros, la cantidad que se estima que dejó de ingresar el dueño de la tienda por los objetos robados; y por 1.610 euros relativos a los daños causados.