La Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial, ha resuelto nuevas ayudas directas a autónomos y empresas para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento. Concretamente, 57 titulares recibirán casi medio millón de euros merced a este último movimiento de la administración, lo que eleva a casi 2,5 millones de euros las ayudas directas para un total de 139 empresas y autónomos. La delegada territorial de la Junta, Clara San Damián, ha señalado que la comunidad autónoma continuará con esta labor hasta la conclusión del plazo, ampliado hasta el próximo viernes día 15 de octubre.

La cuantía de esta ayuda coincide con el importe de la deuda y los costes fijos incurridos devengados entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021, con diferentes límites en función del régimen tributario de cada autónomo o sociedad. Para los autónomos que apliquen el régimen de estimación objetiva en el IRPF, el límite de ayuda será de 3.000 euros; para el resto de autónomos y sociedades mercantiles, cuyo volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Agencia Tributaria haya caído más del 30 % en el año 2020 respecto al año 2019, el importe no podrá ser inferior a 4.000 euros ni superior a 200.000 euros. De esta manera, el importe ha superado ya con creces los dos millones de euros para beneficiar a un total de 139 empresas o autónomos de la provincia.